La actriz estadounidense Meghan Markle anunció este jueves en un comunicado que su padre no asistirá a su boda con el príncipe Enrique de Inglaterra el sábado para "concentrarse en su salud".

"Lamentablemente, mi padre no asistirá a nuestra boda. Siempre he querido a mi padre y espero que se le dé el espacio que necesita para concentrarse en su salud", dijo la prometida en un comunicado difundido por el palacio de Kensington, al término de una semana de rumores sobre Thomas Markle, de 73 años.

"Me gustaría dar las gracias a todos los que me ofrecieron generosos mensajes de apoyo. Por favor, sepan lo mucho que Enrique y yo deseamos compartir nuestro día especial con ustedes", concluyó Markle en su breve comunicado.

La actriz no reveló si el padre fue operado del corazón el miércoles, como afirmó el medio estadounidense TMZ.

Meghan Markle con su padre Thomas en una foto de hace unos años
Meghan Markle con su padre Thomas en una foto de hace unos años

Resta ahora saber quién llevará al altar a la novia, y todo apunta a que lo hará su madre, que sí asistirá a la ceremonia.

El padre de Meghan Markle se vio atrapado en la relación compleja, y a veces amarga entre la prensa y la familia real británica. Su presencia hubiera estado precedida del escándalo de las fotos que se prestó a escenificar sobre sus preparativos para la boda, pese a que se había quejado del acoso de la prensa.

El asunto es un desastre para el palacio, que hasta ahora había conseguido dominar la información de la boda con sus anuncios inofensivos y bien encadenados sobre el pastel, las damas de honor o el programa de la jornada.

Markle vive en el pueblo mexicano de Rosarito, cerca de San Diego, al otro lado de la frontera con Estados Unidos.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: