Un ciclón bomba amenaza la Costa Este de los EEUU: ya hay miles de vuelos cancelados

La zona, en especial Nueva York, espera la llegada de la potente tormenta Kenan de nieve y fuertes viento. El fenómeno será particularmente intenso en el noreste del país y luego seguirá su curso por el Atlántico. Hay miles de vuelos cancelados

Imagen de archivo del aeropuerto de Seattle, Washington, U.S. (REUTERS/Lindsey Wasson)
Imagen de archivo del aeropuerto de Seattle, Washington, U.S. (REUTERS/Lindsey Wasson)

Máquinas de sal y quitanieves estaban listos para ser movilizados en Nueva York, cuyo alcalde Eric Adams tuiteó que esperaban unos 30 centímetros de nieve, aunque “la Madre Naturaleza tiene tendencia a hacer lo que quiere”.

Unos 3.400 vuelos, tanto internos como internacionales, fueron suspendidos para el sábado en Estados Unidos, según el rastreador de vuelos FlightAware. El viernes, las cancelaciones llegaron a más de 1.450.

El Servicio Meteorológico Nacional alertó de “condiciones de baja visibilidad” que harían “casi imposible de viajar” en amplias partes de la costa noreste de Estados Unidos, con acumulaciones de nieve superiores a los 30 centímetros en partes de esa región.

Los gobernadores de Nueva York y Nueva Jersey declararon el estado de emergencia y la alcaldesa de Boston, Michelle Wu, decretó emergencia por nieve.

La tormenta amenaza a la región con fuertes nevadas y vientos despiadados, una peligrosa combinación que podría dejar sin electricidad a muchos estadounidenses, inundar las zonas costeras y crear condiciones peligrosas para viajar.

EL fenómeno, además, provocará temperaturas extremadamente frías con rachas de viento peligrosas entre el sábado por la noche y el domingo por la mañana, indicó el servicio meteorológico.

“Vuelvan a casa esta noche con cuidado, quédense en casa durante el fin de semana, eviten cualquier viaje innecesario”, dijo la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, en un comunicado, señalando nevadas especialmente fuertes en Long Island, la ciudad de Nueva York y la zona baja del valle del Hudson.

El servicio meteorológico de la región indicó que la tormenta se intensificaría rápidamente en las siguientes 24 horas y que la presión podía caer a 35 milibares el sábado por la noche. Esta rápida intensificación a veces se conoce como “ciclón bomba”.

Esta borrasca llega después de otra tormenta invernal similar que emblanqueció hace dos semanas gran parte del este de Norteamérica, desde Georgia hasta Canadá, dejando muchos hogares sin luz y perturbando miles de conexiones aéreas.

¿Qué es un ciclón bomba?

Un ciclón bomba es una tormenta grande e intensa de latitudes medias que tiene una presión baja en su centro, frentes meteorológicos y una serie de condiciones meteorológicas asociadas, desde ventiscas hasta fuertes tormentas eléctricas y precipitaciones. Se convierte en una bomba cuando su presión central disminuye muy rápidamente, al menos 24 milibares en 24 horas. Dos famosos meteorólogos, Fred Sanders y John Gyakum, dieron nombre a este patrón en un estudio de 1980.

Imagen de archivo de un ciclón bomba sobre la costa este de Estados Unidos el 4 de enero de 2017 (NOAA/CIRA)
Imagen de archivo de un ciclón bomba sobre la costa este de Estados Unidos el 4 de enero de 2017 (NOAA/CIRA)

Cuando un ciclón “bombardea”, o sufre una bombogénesis, esto nos indica que tiene acceso a los ingredientes óptimos para fortalecerse, como altas cantidades de calor, humedad y aire ascendente. La mayoría de los ciclones no se intensifican rápidamente de esta manera. Los ciclones bomba ponen a los pronosticadores en alerta máxima, porque pueden producir impactos dañinos significativos

La costa este de EEUU es una de las regiones donde la bombogénesis es más común. Esto se debe a que las tormentas en las latitudes medias -una zona templada al norte de los trópicos que incluye todo el territorio continental de EE.UU.- obtienen su energía de los grandes contrastes de temperatura. A lo largo de la costa este de EEUU durante el invierno, existe un potente contraste térmico natural entre la tierra fría y la corriente cálida del Golfo.

El pronóstico de la tormenta incluye:

El este de Massachusetts, incluyendo Boston, podría ver entre 45 y 60 centímetro de nieve combinada con ráfagas de viento de hasta 743 kph, muestran los modelos de previsión. Podrían caer entre 5 y 10 centímetros por hora en la ciudad, y las condiciones alcanzarían su punto máximo el sábado entre las 8 de la mañana y las 5 de la tarde.

La ciudad de podría rec, incluyendo Boston, podría ver entre 45 y 60 centímetros de nieve combinada con ráfagas de viento de hasta 743 kph, muestran los modelos de previsión. Podrían caer entre 5 y 10 centímetros por hora en la ciudad, y las condiciones alcanzarían su punto máximo el sábado entre las 8 de la mañana y las 5 de la tarde.la ciudad más poblada del país el sábado desde las 5 de la mañana hasta las 4 de la tarde.

- Se espera que el área de Filadelfia, en el este de Pensilvania, reciba entre 4 y 11 pulgadas de nieve, con una advertencia de tormenta invernal vigente desde las 7 p.m. del viernes hasta las 7 p.m. del sábado. Hasta una pulgada de nieve por hora es posible, junto con ráfagas de 35 mph. Se esperan condiciones similares en el área de Dover, Delaware.

En Washington, DC, las nevadas podrían ser de 2,5 a 8 centímetros, con cantidades más altas en algunas partes y las condiciones debido a que el pico del viernes entre 4 y 9 p.m.

Richmond, Virginia, podría recibir de 2,5 a 8 centímetros de nieve, y todo el estado está bajo un estado de emergencia. Raleigh, Carolina del Norte, puede ver 1 a 2 pulgadas de nieve. Los avisos de clima invernal se extienden desde el viernes por la noche hasta el sábado a media mañana en esos lugares.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR