Los estadounidenses ya pueden pedir de forma gratuita tests rápidos de COVID-19 a domicilio

Hoy el gobierno de Joe Biden lanzó la página de prueba desde donde se podrán hacer las solicitudes. Forma parte de un ambicioso plan para el que compró 1.000 millones de tests caseros

Un test rápido de COVID-19 con resultado negativo. Desde mañana, los estadounidenses podrán solicitar sus pruebas de forma gratuita desde una página web (REUTERS/Evelyn Hockstein)
Un test rápido de COVID-19 con resultado negativo. Desde mañana, los estadounidenses podrán solicitar sus pruebas de forma gratuita desde una página web (REUTERS/Evelyn Hockstein)

A partir de mañana, 19 de enero, los estadounidenses podrán solicitar el envío gratuito a sus casas de test rápidos de covid-19, en medio del alza de contagios por la variante ómicron en el país, informó la Casa Blanca. De todas formas, Infobae comprobó que en algunos casos ya se pueden hacer pedidos desde hoy.

Las peticiones se podrán realizar a través de la página web COVIDTests.gov, lanzada el martes, que incluye un enlace para que los estadounidenses soliciten hasta cuatro pruebas por hogar, que serán entregadas por el Servicio Postal de EEUU.

En la página, que ya está online, puede leerse: “Todos los hogares de EEUU pueden solicitar pruebas caseras de COVID-19. Las pruebas son completamente gratuitas. Los pedidos generalmente se enviarán en 7 a 12 días. Pida sus pruebas ahora para tenerlas cuando las necesite”.

Una mujer se realiza un test de coronavirusen Brooklyn, New York (REUTERS/Brendan McDermid)
Una mujer se realiza un test de coronavirusen Brooklyn, New York (REUTERS/Brendan McDermid)

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que el sitio web se encontraba en “pruebas beta” y operaba a una “capacidad limitada” antes de su lanzamiento oficial, previsto para media mañana del miércoles.

Se trata de un nuevo y ambicioso intento del presidente Joe Biden contra las críticas por la escasez de testeos y las largas filas en los centros médicos.

Sin embargo, es probable que la decisión no cambie radicalmente la situación de la escasez de testeos, y que los estadounidenses deban planificar sus solicitudes con anticipación.

La Casa Blanca dijo que “los test serán enviados entre 7 y 12 días después de solicitados” a través del Servicio Postal, que promedia entre 1 y 3 días de demora para sus envíos de primera clase en territorio nacional.

Una niña sometiéndose a un examen de COVID-19  (REUTERS/Lucy Nicholson)
Una niña sometiéndose a un examen de COVID-19 (REUTERS/Lucy Nicholson)

El anuncio de Biden, coincide con el momento en que EEUU registra números récord de casos y hospitalizaciones por ómicron, que ya es la variante prevalente del coronavirus en el país.

Biden anunció el mes pasado que compraría 500 millones de pruebas y el jueves pasado anunció que duplicaría el pedido a 1000 millones de pruebas.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) recomienda que los ciudadanos realicen este tipo de pruebas en casa cuando experimenten alguno de los síntomas de covid-19, como fiebre o problemas respiratorios, o cinco días después de una potencial exposición al virus.

“Ciertamente, si usted se va a reunir con la familia, o si va a participar de una reunión donde hay inmunocomprometidos o ancianos o personas que podrían no estar vacunadas o mal protegidas, podría ser una oportunidad para hacer la prueba en el hogar”, dijo la doctora Rochelle Walensky, directora de los CDC, el miércoles.

Los funcionarios enfatizaron que el sitio web federal es solo una de las formas en las que las personas pueden obtener las pruebas de COVID-19 gratuitas. A partir del sábado, las compañías de salud privadas deberán cubrir el costo de las pruebas rápidas en el hogar, lo que permitirá que los estadounidenses reciban un reembolso por las pruebas que compran en farmacias y minoristas online. Eso cubre hasta ocho pruebas por mes.

El presidente de EEUU, Joe Biden (REUTERS/Leah Millis)
El presidente de EEUU, Joe Biden (REUTERS/Leah Millis)

La Casa Blanca añadió que el límite de cuatro pruebas en los pedidos de sitios web se aplicará a cada dirección residencial y se aplicará al primer tramo de 500 millones de pruebas. Estimó que el costo de comprar y distribuir el primer bloque de pruebas es de USD 4 mil millones.

EEUU es el país más afectado por la pandemia con más de 64 millones de casos de covid-19 y más de 845.000 fallecimientos, de acuerdo a los datos de la Universidad Johns Hopkins.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR