Las aerolíneas con base en Texas se oponen al decreto del gobernador y exigirán a sus empleados estar vacunados

Greg Abbott firmó la orden que prohíbe que cualquier empresa en su estado con más de 100 empleados obligue a sus trabajadores a estar vacunados, tal como exige el gobierno federal


Pasajeros se registran para un vuelo de Southwest Airlines en el Aeropuerto Internacional de Orlando, Florida . REUTERS/Joe Skipper
Pasajeros se registran para un vuelo de Southwest Airlines en el Aeropuerto Internacional de Orlando, Florida . REUTERS/Joe Skipper

American Airlines y Southwest Airlines tienen oficinas centrales en Texas. Como tal, estarían afectadas por el nuevo decreto del gobernador Greg Abbott, que en un nuevo capítulo de enfrentamiento con la administración Biden se ha opuesto a los mandatos de las vacunas. Sin embargo, las empresas decidieron continuar adelante con la exigencia de que todos sus empleados estén vacunados antes del 8 de diciembre, o a cambio se exponen a ser despedidos.

La acción federal reemplaza cualquier mandato o ley estatal, y esperamos que se cumpla con la orden del presidente en todo el país”, declaró la compañía aérea.

El mes pasado, el presidente Joe Biden anunció que el requerimiento en todo el país sería que los empleados federales estuvieran todos vacunados, más los trabajadores médicos y todos aquellos que trabajen en empresas de más de 100 personas, teniendo al menos una dosis dada antes del 8 de diciembre. Si los empleados se niegan a vacunarse, entonces deben someterse a un examen de COVID-19 semanal. También se contempla la posibilidad de despidos en caso de que haya una oposición prolongada a la vacunación. Esta es la estrategia federal para intentar controlar la pandemia, que a diez meses del comienzo de la vacunación aún está lejos de desaparecer.

Pero en Texas, como en Florida y otros estados, las autoridades locales han puesto el grito en el cielo, y contratacaron con sus propios decretos, como el firmado por Abbott el pasado lunes. Si bien el gobernador de Texas no puede modificar el requisito para empleados federales, determinó que en su estado era ilegal que las empresas privadas exigieran vacunación a sus empleados, sin importar el número de empleados que trabajen en la compañía.

FOTO DE ARCHIVO: Aviones de pasajeros de American Airlines llenan una pista donde están estacionados debido a las reducciones de vuelos para frenar la propagación del COVID-19, en el Aeropuerto Internacional de Tulsa en Tulsa, Oklahoma, EEUU. 23 de marzo de 2020. REUTERS/Nick Oxford/File Photo
FOTO DE ARCHIVO: Aviones de pasajeros de American Airlines llenan una pista donde están estacionados debido a las reducciones de vuelos para frenar la propagación del COVID-19, en el Aeropuerto Internacional de Tulsa en Tulsa, Oklahoma, EEUU. 23 de marzo de 2020. REUTERS/Nick Oxford/File Photo

Desde Southwest Airlines, si bien se mantuvieron firmes en la exigencia de vacunación, aclararon que van a revisar la política local.

“Vamos a continuar siguiendo de cerca todas las órdenes y mantendremos a nuestros empleados informados acerca de cualquier potencial cambio en la política de la empresa”, expresaba un vocero de la aerolínea.

Por su parte, American Airlines informó que está revisando el decreto de Abbott, pero que por el momento “los líderes de las aerolíneas creen que el mandato federal de vacunación sobrepasa cualquier ley local en caso de conflicto, y que esto hace que la situación no cambie para American”, según indicaron en un comunicado de prensa.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, habla en la convención anual de la Asociación Nacional del Rifle (NRA) en Dallas, Texas. REUTERS/Lucas Jackson/File Photo
El gobernador de Texas, Greg Abbott, habla en la convención anual de la Asociación Nacional del Rifle (NRA) en Dallas, Texas. REUTERS/Lucas Jackson/File Photo

Para la secretaria de prensa de la nación, Jen Psaki, los mandatos de vacunación federales son “incuestionables” y aseguró que Abbott solamente está haciendo un juego político.

“Hemos visto que economista tras economista, y francamente, varios líderes empresariales que ya han implementado mandatos de vacunación, recomiendan implementar la obligatoriedad de vacunación porque crea un ambiente seguro y reduce el número de personas que terminan enfermas, o algo aún peor”, dijo Psaki.

Pero no todos los abogados ven con tanta claridad el tema como lo ha expresado la secretaria de prensa. Por eso, tal como pasó en Florida en el caso de las líneas de cruceros, es muy probable que el tema termine en una larga contienda legal.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR