El Congreso de Estados Unidos comienza a debatir una parte del paquete de estímulos de 3,5 billones de dólares

El proyecto podría reducirse porque un senador demócrata ha expresado su rechazo al aumento del déficit y la bancada necesita la totalidad de sus votos

La titular de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, flankeada por Jim Clyburn y Richard Neal (Reuters)
La titular de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, flankeada por Jim Clyburn y Richard Neal (Reuters)

Una comisión de la Cámara de Representantes de Estados Unidos intentará esta semana avanzar en un paquete legislativo para ampliar las prestaciones sanitarias a los ancianos y otros servicios sociales como parte de un megaplan de inversiones domésticas de los demócratas que asciende a 3,5 billones de dólares, impulsado por el presidente Joe Biden.

La Comisión de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes tiene previsto debatir la iniciativa el jueves y el viernes. Se espera que el paquete de medidas choque con la oposición de los republicanos, y también se enfrenta a un apoyo incierto por parte de los demócratas, ya que el moderado clave del Senado, Joe Manchin, se opone a su gran tamaño.

“A finales de esta semana, la Comisión de Medios y Arbitrios pondrá fin a la idea de que solo algunos trabajadores son merecedores de ‘prebendas’ como las bajas pagadas, el cuidado de los niños y la ayuda para ahorrar de cara a la jubilación, y finalmente se comprometerá a realizar inversiones que hagan que estas ayudas sean parte del lugar de trabajo estadounidense”, dijo el presidente de la comisión, Richard Neal, en un comunicado.

Sin embargo, ya hay especulaciones sobre una reducción del paquete de 3,5 billones de dólares, algo a lo que se oponen los sectores progresistas.

La aprobación en el Senado requerirá el apoyo de los 50 demócratas, que pretenden utilizar una maniobra llamada “reconciliación”, que les permitiría aprobar la legislación por mayoría simple en lugar de los 60 votos necesarios para la mayoría de los proyectos de ley en la cámara, que tiene 100 miembros.

El presidente Joe Biden dijo a los periodistas a última hora del martes que creía que podría llegar a un acuerdo con Manchin, señalado que buscará persuadirlo. Los funcionarios del gabinete también se han comprometido con los legisladores y viajaron a 80 distritos del Congreso para promover la agenda del presidente en todo el país.

La presencia de Manchin en el Senado es clave para llegar a la mayoría demócrata, pero muchas veces se alinea con los republicanos (Reuters)
La presencia de Manchin en el Senado es clave para llegar a la mayoría demócrata, pero muchas veces se alinea con los republicanos (Reuters)

Citando prioridades más urgentes como la creciente inflación, la deuda récord y el aumento de los casos de Covid-19, el senador Manchin pidió la semana pasada a sus colegas demócratas que “se tomen el tiempo necesario para hacerlo bien” antes de comprometerse con el histórico paquete de disposiciones sobre sanidad, educación y clima. “En lugar de apresurarse a gastar billones en nuevos programas gubernamentales y en fondos de estímulo adicionales, el Congreso debería hacer una pausa estratégica en la legislación de reconciliación presupuestaria”, dijo en un artículo de opinión en el Wall Street Journal.

Manchin, cuyo estado (Virginia Occidental) está entre los más conservadores y pro-Trump del país, suele cruzar el pasillo para trabajar con los republicanos. Se le considera el voto decisivo en muchas cuestiones clave en el Senado, que está igualmente dividido.

(Con información de Reuters, AFP)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR