EEUU denunció la campaña de terror de Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua: “Los miembros de la OEA deben enviar una señal clara”

El gobierno de Biden pidió a los líderes de la región que reaccionen ante las detenciones arbitrarias. “No pueden solo sentarse a esperar a ver quién será el siguiente opositor encarcelado”, aseguró el departamento de Estado

Julie Chung, subsecretaria interina para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos
Julie Chung, subsecretaria interina para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos

La subsecretaria interina para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, Julie Chung, pidió este domingo a la OEA enviar una “señal clara” a Nicaragua, en donde, según dijo, se vive una “campaña de terror” con los arrestos de varios líderes políticos, incluido cuatro aspirantes a la Presidencia por la oposición, en los últimos días.

“La campaña de terror de Ortega-Murillo continúa este fin de semana con más arrestos arbitrarios. Los miembros de la OEA deben enviar una señal clara esta semana: basta de represión”, señaló la diplomática en un mensaje enviado a los medios de comunicación por la embajada estadounidense en Managua.

“La región no puede solo sentarse a esperar a ver quién será el siguiente” opositor encarcelado, agregó.

Daniel Ortega y Rosario Murillo
Daniel Ortega y Rosario Murillo

El miércoles pasado, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, instó a sus miembros a que suspendan la participación de Nicaragua en este organismo tras la detención de varios políticos opositores.

El Consejo Permanente de la OEA realizará una sesión virtual extraordinaria el próximo martes para “abordar la situación en Nicaragua”, a solicitud de Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, Estados Unidos, Paraguay y Perú.

Durante la reunión se discutirá el proyecto de resolución “La situación en Nicaragua”, de acuerdo con la convocatoria.

LOS DETENIDOS

La Policía de Nicaragua, que dirige Francisco Díaz, un consuegro del presidente Daniel Ortega, arrestó este fin de semana a cinco disidentes sandinistas, incluidos a los exguerrilleros Dora María Téllez y Hugo Torres.

También mantiene bajo arresto a los aspirantes presidenciales de la oposición: Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro García.

La aspirante a la Presidencia de Nicaragua y periodista Cristiana Chamorro Barrios fue arrestada por el régimen hace dos semanas
La aspirante a la Presidencia de Nicaragua y periodista Cristiana Chamorro Barrios fue arrestada por el régimen hace dos semanas

Además, al extitular del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) José Adán Aguerri, al exvicecanciller José Pallais, y a las dirigentes opositoras de la Unidad Nacional Violeta Granera, Tamara Dávila, Ana Margarita Vigil y Suyen Barahona.

Asimismo, a otros dos excolaboradores de una ONG que han sido detenidos en las últimas dos semanas bajo la acusación de diversos delitos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) manifestó este domingo su preocupación por las nuevas detenciones de opositores en Nicaragua, incluido con “allanamiento ilegal y arbitrario” de sus domicilios, y reiteró “su llamado al Estado a respetar la integridad personal de líderes y lideresas, y a su liberación inmediata”. “La CIDH expresa su preocupación e identifica la generalización de la persecución a actoras de oposición política, intensificando con ello un grave deterioro de las condiciones para elecciones justas libres y transparentes en Nicaragua” el 7 de noviembre próximo, indicó ese ente autónomo de la OEA en un mensaje en Twitter.

La comisión dijo que “reconoce estos hechos como parte de una escalada de la represión y criminalización contra líderes y lideresas de oposición, que ejercen sus libertades públicas, mediante el uso de categorías penales amplias e imputaciones arbitrarias, y sin evidencia”.

“En el marco de la intensificación represiva”, agregó, la CIDH urgió “al Estado de Nicaragua a liberar inmediatamente a las personas detenidas, y cesar los ataques a las libertades públicas, y particularmente, al ejercicio de los derechos políticos en el país”.

Las detenciones de opositores se dan a falta de cinco meses para las elecciones generales de Nicaragua, que se celebrarán el próximo 7 de noviembre, en las que Ortega busca una nueva reelección.

SEGUIR LEYENDO: