La simple técnica que aplican Tim Cook y Jeff Bezos para alcanzar una mayor productividad en sus empresas

Los líderes de Apple y Amazon han logrado destacarse al guiarse con el principio de “sólo tú”: la idea de que sólo deben hacer lo que pueden hacer, y que la forma de hacer más cosas es dejar de intentar hacerlo todo

Tim Cook -CEO de Apple- y Jeff Bezos -fundador de Amazon-
Tim Cook -CEO de Apple- y Jeff Bezos -fundador de Amazon-

Tim Cook y Jeff Bezos son dos de los empresarios más poderosos del mundo. Cook está al frente de Apple, una compañía que vale más de USD 2 billones, tiene más de 145.000 empleados y fabrica dispositivos que son utilizados por más de 1.500 millones de personas. Y Bezos es el fundador de Amazon, la marca que llega a billones de hogares a través de importantes servicios y que lo convirtió en la persona más rica del planeta.

Por sus sorprendentes logros, muchos creen que Cook y Bezos son maquinas, que no paran de trabajar las 24 horas de los 365 días del año, teletransportándose de un sector al otro para mantener las naves funcionando a tiempo y en la dirección correcta. Sin embargo, hay expertos en el mundo empresarial como el analista tecnológico Jason Aten que entendieron que el secreto de estos dos gigantes va por otro lado.

“No hay manera posible de que alguien como Tim Cook o Jeff Bezos se ocupe de todo lo que conlleva dirigir sus respectivas empresas”, explicó Aten en una columna publicada este sábado en la reconocida revista Inc. “Porque allí hay mucho más de lo que un individuo podría hacer”, advirtió.

Foto de archivo: El presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, posa con el iPhone 12 Pro en el Apple Park de Cupertino, California, Estados Unidos, en una foto publicada el 13 de octubre de 2020.  Brooks Kraft/Apple Inc./vía REUTERS
Foto de archivo: El presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, posa con el iPhone 12 Pro en el Apple Park de Cupertino, California, Estados Unidos, en una foto publicada el 13 de octubre de 2020. Brooks Kraft/Apple Inc./vía REUTERS

Aten sostiene que Cook y Bezos son los ejemplos perfectos de un sencillo principio que los convierte en dos de las personas más productivas y es que ni siquiera intentan ser ese tipo de personas. En su lugar, se centran en lo que Aten llama el principio de “sólo tú”, es decir, la idea de que cada uno sólo debe hacer lo que puede hacer y que la forma de hacer más cosas es dejar de intentar hacerlo todo.

“La belleza de este principio es que tiene dos beneficios. El primero es que te ayuda a priorizar y gestionar el recurso limitado de tiempo que tienes cada día, ayudándote a centrarte en lo que absolutamente necesitas hacer con tu tiempo. La segunda es que te anima a dejar de pensar que eres la persona que debería hacer cosas que podría hacer igual de bien, o a menudo mejor, otra persona”, señaló Aten en su columna en Inc.

Y añadió: “Como líder, hay cosas que sólo tú puedes hacer. Por ejemplo, sólo tú puedes tomar las decisiones estratégicas que determinan la dirección de su empresa. Bezos se refiere a ellas como decisiones de “puerta única”. Son decisiones de alto riesgo que, una vez que las tomas, no puedes volver a pasar por la puerta. La cuestión es que si dedicas tu tiempo a otras cosas, que podría hacer otra persona, no tendrás tiempo para hacer las cosas para las que tu equipo cuenta contigo. Cook es un ejemplo especialmente bueno de esto”.

Foto de archivo: Jeff Bezos se encargó de la presentación del Kindle Paperwhite durante un evento de Amazon en Santa Mónica, California, Estados Unidos (REUTERS/Gus Ruelas)
Foto de archivo: Jeff Bezos se encargó de la presentación del Kindle Paperwhite durante un evento de Amazon en Santa Mónica, California, Estados Unidos (REUTERS/Gus Ruelas)

El columnista de Inc. afirmó que al actual CEO de Apple “no le interesa microgestionar cosas que no son su fuerte”. Aten apuntó a que Cook es consciente de cuáles son sus puntos fuertes y, sobre todo, de cuáles no lo son. “Nunca se lo ha conocido como una persona que diseñe productos y, cuando se hizo cargo de Apple, no empezó a visitar repentinamente el estudio de diseño todos los días, como era conocido que hacía su predecesor, Steve Jobs. Siguió confiando en que ese equipo sabía lo que hacía”, recordó.

El concepto que defiende Aten es que el trabajo del líder es preguntarse si las tareas que cumple son tareas que sólo él puede hacer. Si no lo son, la empresa se beneficiará cuando se encuentre a otra persona que pueda hacerlas.

“Que el líder encuentre a las mejores personas que pueda para cualquier trabajo. Luego, que les brinde los recursos, el estímulo y la responsabilidad para que sean aún mejores. Y, a continuación, que se centre en hacer las cosas que sólo él puede hacer por el negocio. Es así de sencillo”, concluyó.

SEGUIR LEYENDO: