El líder de la mayoría republicana en el Senado afirmó que Trump “provocó” la turba que atacó el Capitolio

El influyente Mitch McConnell pronunció un duro discurso contra el presidente saliente, afirmando que el caos suscitado el pasado 6 de enero fue alimentado con “mentiras”

En la imagen el líder republicano del Senado de EEUU, Mitch McConnell. EFE/EPA/JIM LO SCALZO
En la imagen el líder republicano del Senado de EEUU, Mitch McConnell. EFE/EPA/JIM LO SCALZO

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, “provocó” la turba que atacó el Capitolio el 6 de enero durante la certificación de la victoria electoral del demócrata Joe Biden, dijo el martes el líder saliente de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell.

“La turba fue alimentada con mentiras”, afirmó el influyente legislador en un discurso en el Senado.

Fueron provocados por el presidente y otras personas poderosas”, añadió McConnell, quien fuera un firme aliado de Trump durante cuatro años.

“Y trataron de usar el miedo y la violencia para detener” la certificación de las elecciones del 3 de noviembre, en las que Trump perdió la reelección con Biden, dijo el republicano.

Mitch McConnell y el presidente Donald Trump (foto de archivo). REUTERS/Joshua Roberts/File Photo
Mitch McConnell y el presidente Donald Trump (foto de archivo). REUTERS/Joshua Roberts/File Photo

Por su parte, Joe Biden invitó a los líderes del Congreso, republicanos y demócratas, a asistir con él a una misa el miércoles por la mañana en Washington, antes de su ceremonia de investidura, entre los que figura el líder de los senadores republicanos, Mitch McConnell.

De acuerdo con medios estadounidenses, el republicano aceptó ir a esa misa en la catedral de San Mateo. La líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi; el jefe de los senadores demócrata, Chuck Schumer; y el líder del grupo republicano en la Cámara Baja, Kevin McCarthy, también fueron invitados al acto.

Miles de simpatizantes de Trump irrumpieron el 6 de enero en el Capitolio, sede del Congreso, luego de un encendido discurso del presidente ante una multitud reunida frente a la Casa Blanca, en el que repitió sus acusaciones infundadas sobre un supuesto fraude electoral en su contra.

Un seguidor de Donald Trump sostiene la bandera de los Estados Unidos, el 6 enero de 2021, frente al Capitolio estadounidense, en Washington (Estados Unidos). EFE/MICHAEL REYNOLDS
Un seguidor de Donald Trump sostiene la bandera de los Estados Unidos, el 6 enero de 2021, frente al Capitolio estadounidense, en Washington (Estados Unidos). EFE/MICHAEL REYNOLDS

Cinco personas murieron en el caos desatado en el Capitolio.

Posteriormente, el 13 de enero la Cámara de Representantes acusó a Trump por “incitar a la insurrección”. El mandatario republicano, que deja el cargo el miércoles, enfrenta ahora un posible juicio político en el Senado.

Para condenar a Trump en la Cámara Alta, se necesitarían los votos de 17 senadores republicanos, y McConnell no ha descartado votar a favor de la condena.

Este es el segundo proceso de juicio político iniciado por los demócratas contra Trump, lo que lo convierte en el primer presidente en la historia de EEUU en enfrentar dos proceso de ese tipo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retira después de hablar sobre los resultados de las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2020 en la Sala de Prensa Brady en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos. 5 de noviembre de 2020. REUTERS/Carlos Barría
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retira después de hablar sobre los resultados de las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2020 en la Sala de Prensa Brady en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos. 5 de noviembre de 2020. REUTERS/Carlos Barría

En diciembre de 2019, el presidente republicano fue acusado por “abuso de poder” y “obstruir el buen funcionamiento del Congreso”.

Entonces, Trump era señalado de pedirle a Ucrania que investigara presunta corrupción vinculada con su entonces rival político Biden, a cambio de desbloquear una ayuda militar crucial para ese país en guerra.

El Senado, con mayoría republicana, lo absolvió el 5 de febrero de 2020 tras dos semanas de juicio.

Con todo, Biden sabe que el próximo juicio de Trump introducirá una potencial pesadilla de complicaciones de programación y drama político en un Senado ya tenso.

El presidente electo, Joe Biden. REUTERS/Tom Brenner
El presidente electo, Joe Biden. REUTERS/Tom Brenner

Por eso, en su última alocución televisada, Biden no hizo mención al presidente saliente ni a su “impeachment” ni los hechos violentos en el Capitolio la semana pasada.

Con información de AFP y EFE

SEGUIR LEYENDO: