Quién es William Burns, el diplomático experto en Rusia que Joe Biden eligió como próximo director de la CIA

El funcionario será el primer jefe de este gran servicio de inteligencia que procede del Departamento de Estado, donde prestó servicio por 33 años. Fue negociador del acuerdo nuclear con Irán y durante el proceso de paz en Medio Oriente

William Burns en una foto de 2013. (AP Photo/Bilal Hussein, archivo)
William Burns en una foto de 2013. (AP Photo/Bilal Hussein, archivo)

William Burns, un veterano y respetado diplomático estadounidense, ha sido escogido por Joe Biden para encabezar la influyente Agencia Central de Inteligencia (CIA), según anunció este lunes el presidente electo.

Se trata de un hombre que ha servido en diferentes puestos de todo el mundo desde que empezara con Ronald Reagan de presidente hasta Barak Obama.

Biden comentó, confiado, que “con él como nuestro próximo director de la CIA, los estadounidenses podrán dormir tranquilos”

Burns será el primer jefe de este gran servicio de inteligencia, espionaje y contraespionaje que procede del Departamento de Estado, con lo que su perfil se adapta más al de un diplomático que al socorrido “halcón” colocado, según los tradicionales usos y costumbres, el frente de la CIA.

Por eso, el propio Biden destaca sobre su hombre de confianza que se trata de un “diplomático ejemplar con décadas de experiencia (...) que comparte mi más profundo sentimiento de que la inteligencia debe ser apolítica y creo que a sus profesionales les debemos gratitud y respeto”.

“Bill”, como se le llama afectuosamente a Burns, es un experto en Rusia --un dato extremadamente relevante en los tiempos que corren-- y deja tras de sí una gran labor de gestión en el Fondo Carnegie Internacional por la Paz, un centro de estudios de gran prestigio en la capital, Washington, DC.

También es destacable que Biden, vicepresidente de Barak Obama, haya optado por el numero dos del Departamento de Estado cuando el primer presidente afroamericano ocupó la Casa Blanda durante dos mandatos.

Burns durante un encuentro con el vicecanciller de Corea del Sur en 2014 (REUTERS/Kim Hong-Ji/archivo)
Burns durante un encuentro con el vicecanciller de Corea del Sur en 2014 (REUTERS/Kim Hong-Ji/archivo)

En su currículum hay tres décadas de un servicio diplomático que empezó en 1982 y que lo llevó a las embajadas de Jordania, con el demócrata Bill Clinton, y de Rusia, con el republicano George W. Bush.

Burns suma su experiencia sobre el proceso de paz en en Oriente Medio y el acuerdo nuclear con Irán durante la Administración de Obama. Además, habla correctamente ruso, árabe y francés.

Burns ha recibido tres condecoraciones presidenciales y las más altas condecoraciones para civiles del Pentágono y de las agencias de inteligencia. Tiene doctorados en política internacional de la Universidad de Oxford, donde estudió gracias a una beca Marshall.

Burns, graduado de la Universidad La Salle en Filadelfia, se incorporó al servicio diplomático en 1982 y antes de ser designado embajador en Rusia en el 2005, fue asesor para los secretarios de Estado William Christopher y Madeleine Albright, y director de la Oficina de Planificación del Departamento de Estado.

Burns es también autor del libro, The Back Channel: A Memoir of American Diplomacy and the Case for Its Renewal (The Back Channel: una memoria de la diplomacia estadounidense y el caso para su renovación, Random House, 2019). El libro recibió el premio Douglas Dillon Book Award de la Academia Americana de Diplomacia. También es un escritor colaborador en The Atlantic.

Teniendo en cuanta el respeto que este hombre tiene entre demócratas y republicanos, los primeros analistas que se han ocupado de Burns prevén que sea fácilmente confirmado por el Senado.

El experto de la CIA Melvin Goodman --treinta años en la Casa Blanca-- considera que “el nombramiento de Burns mandará una clara señal sobre la importancia del servicio público, que se ha deteriorado en los últimos cuatro años, y eso será importante no sólo para la CIA sino para toda la comunidad de inteligencia”; esto es, los servicios de espionaje y contraespionaje que, en Estados Unidos, dominan el FBI, dentro de las fronteras, y la CIA en el exterior.

(Con información de EFE, AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR