Todos los detalles del plan de vacunación contra el coronavirus en Miami

Cómo, quiénes y dónde se están vacunando contra el COVID-19 en el condado de Miami-Dade. El proceso de inmunización en esta parte del país ya pasó a la segunda etapa

Personal médico administra la vacuna de Pfizer-BioNTech en el Jackson Memorial Hospital de Miami, Florida (REUTERS/Marco Bello)
Personal médico administra la vacuna de Pfizer-BioNTech en el Jackson Memorial Hospital de Miami, Florida (REUTERS/Marco Bello)

La primera semana laboral del año está siendo muy intensa en la lucha contra el COVID-19 en el sur de la Florida. Miami-Dade, el condado más densamente poblado del estado del sur ha sido desproporcionalmente afectado por esta pandemia. Hasta el momento, más de 308 mil personas ya contrajeron el virus (o al menos fueron contados oficialmente), sumando en las últimas 24 horas 2525 nuevos casos. La vacuna, aquí, como en el resto del mundo, se ha convertido en la gran esperanza del 2021.

El condado, trabajando con las 34 municipalidades que lo componen y el departamento de salud del estado, anunció un plan masivo de vacunación. A partir de la semana próxima el objetivo es vacunar a 75 mil personas a la semana. En esta segunda etapa serán inoculados trabajadores de la salud y mayores de 65 años (internados en hogares de ancianos o viviendo por su cuenta).

El principal hospital de la ciudad de Miami (y el más grande de la región), el Jackson Memorial, ya ha vacunado con la primera dosis a la mayor parte de sus trabajadores y a partir de hoy comenzará a vacunar a 14 mil personas mayores de 65 años a la semana.

En horas de la mañana, las autoridades lanzaron el portal jhsmimi.org/comvac donde aquellos que calificaban podían solicitar una cita para recibir su primera dosis de la vacuna de Pfizer. En menos de dos horas se agotaron todos los turnos disponibles para esta semana. El único requisito para acceder a la vacuna es presentar un documento oficial (que puede ser un pasaporte) en el que se especifique la fecha de nacimiento de la persona para corroborar que efectivamente es mayor de 65 años. No se está pidiendo prueba de residencia para aplicar la vacuna.

Por su parte, el sistema hospitalario de Baptist (el segundo más grande de la región), sacará su propio sistema de turnos la semana próxima y anunciará una asociación con la Universidad Internacional de la Florida mediante la cual utilizarán parte del campus universitario como centro masivo de vacunación.

En esta segunda etapa, el estado de la Florida vacunará a personas mayores de 65 años (REUTERS/Octavio Jones)
En esta segunda etapa, el estado de la Florida vacunará a personas mayores de 65 años (REUTERS/Octavio Jones)

El hospital Mount Sinai comenzará a vacunar a mayores de 65 años la semana próxima, pero ya está dando citas a través de la página web msmc.com.

Otras clínicias privadas, como Leon Medical Center, han recibido también hasta diez mil dosis para comenzar a vacunar a sus pacientes.

“La indicación es que utilicen todas las dosis que han recibido. Las autoridades federales se comprometieron claramente a enviar nuevos cargamentos de vacunas para la segunda dosis”, explicó ayer en rueda de prensa el gobernador Ron DeSantis.

Miami-Dade recibió además cinco mil vacunas directamente en la municipalidad que las está utilizando para inmunizar a los adultos mayores de 65 años que viven en viviendas públicas, empleados del condado de más de 65 años y bomberos.

El condado lanzó la página web miamidade.gov/vaccine en la que se publican todas las novedades en torno a la vacunación en Miami-Dade, y se ofrecen los links a las páginas que otorgan turnos.

Las ciudades que componen el condado están aún esperando sus cargamentos con vacunas para empezar sus propios programas. La ciudad de Miami por el momento sólo recibió 850 dosis que se las está colocando a sus bomberos, ya que esta es la única autorización que la ciudad ha recibido. Pero al tratarse de la ciudad más grande del condado, está trabajando directamente con las autoridades estatales para poner en práctica varios programas de vacunación en las próximas semanas, incluida la reconversión en centro de vacunación del estadio de béisbol de los Marlins, que hasta ahora funciona como un centro de testeo.

Las autoridades sanitarias buscan agilizar el plan de vacunación en EEUU (REUTERS/Marco Bello)
Las autoridades sanitarias buscan agilizar el plan de vacunación en EEUU (REUTERS/Marco Bello)

El próximo paso, probablemente la semana entrante, será la implementación de centros de vacunación desde los automóviles. A diferencia de lo que ocurrió con los centros para las pruebas de COVID-19, los vacunatorios requieren una sala de recuperación. Toda persona que recibe la dosis debe ser monitoreada por 15 minutos para descartar que tenga una reacción adversa. Esto implica más personal y más espacio. En Miami-Dade se espera que muy pronto haya un centro de vacunación desde los automóviles funcionando en el estadio Hard Rock, en Miami Gardens, uno en el Tropical Park, al oeste del condado, y el ya mencionado estadio de los Marlins, en la ciudad de Miami.

Aún no hay fechas claras acerca de cuándo se ampliará el criterio de vacunación para incluir a trabajadores esenciales.

Eventualmente existirá la posibilidad de vacunarse en farmacias y hasta supermercados, pero por el momento los hospitales siguen siendo quienes controlan la situación. Las cadenas de farmacias CVS y Walgreens estaban encargadas de vacunar a las personas internadas en hogares de ancianos en Florida. Debido a demoras en el sistema, el estado ha decidido crear su propia fuerza de vacunación contratando a mil enfermeros que se dediquen directamente a visitar los hogares de ancianos.

Seguir leyendo: