Cómo distribuirá Estados Unidos los cheques individuales aprobados en el último paquete de estímulo

Los residentes estadounidenses recibirán al menos 600 dólares en las próximas semanas, luego de que Donald Trump finalmente firmara la ley consensuada por el Congreso la semana pasada. Cuál es el criterio para determinar cuánto recibirá cada familia

Foto: REUTERS/Sarah Silbiger
Foto: REUTERS/Sarah Silbiger

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, finalmente firmó el domingo por la noche el más reciente paquete de estímulo aprobado por el Congreso, que busca mitigar el impacto económico de la crisis del coronavirus con una nueva inyección de dinero: en este caso, 900 mil millones de dólares.

La nueva ley tiene diversas aplicaciones concretas: va desde la distribución de cheques individuales para las familias estadounidenses hasta la extensión de los beneficios de desempleo, pasando por programas de préstamos a pequeños negocios, estímulos para teatros y salas de concierto, fondos para escuelas y guarderías, asistencia en programas de nutrición, programas de ayuda con la renta y fondos para vacunación.

El aspecto que más interés está causando es el de los cheques. Al comienzo de la pandemia, con el primer plan de estímulo de 2 billones de dólares (trillones, en inglés), la mayor parte de las familias estadounidenses recibieron al menos 1.200 dólares en sus cuentas. En esta ocasión, la suma será más moderada.

¿Cuánto dinero recibirán las familias?

Para este fin de año, o comienzos del 2021, el estímulo será de 600 dólares para cada familia que durante el último ciclo impositivo haya facturado hasta 75 mil dólares por adulto al año. Aquellos que individualmente hayan facturado más de 99 mil dólares el año pasado no recibirán el estímulo.

Además, las familias de ingresos más moderados recibirán hasta 600 dólares extra por cada niño que tienen a su cargo.

¿Cómo calcula el gobierno cuánto dinero enviar a cada familia?

Todo está basado en la declaración de impuestos hecha en 2019. Quienes no hayan resuelto su situación impositiva del año pasado, quedan excluídos de todo tipo de ayuda.

Este tipo de estímulos suele beneficiar directamente a la clase media. Las personas de recursos muy bajos y sin empleos formales, que no suelen realizar sus declaraciones de impuestos, tenían hasta el 21 de noviembre para enviarle sus datos al IRS (Servicio de Impuestos Internos, el organismo federal que procesa los impuestos) para ser contemplados en el programa de ayuda.

REUTERS/Erin Scott/Archivo
REUTERS/Erin Scott/Archivo

Los inmigrantes indocumentados que declaran impuestos recibirán su dinero de estímulo del mismo modo que quienes tienen un número de seguridad social. Pero sus dependientes (parejas que no trabajan, hijos menores de edad o con discapacidad) no serán contemplados si no tienen número de seguro social.

¿Cuándo y cómo se recibirá el dinero?

El sistema impositivo estadounidense se basa en un cálculo según el cual si las retenciones durante el año fueron muy altas para lo que se calcula que determinada familia gastó, entonces al finalizar el año fiscal se les devuelve el dinero.

Cerca de 90 millones de personas suelen recibir ese dinero como un depósito automático en sus cuentas. El dinero del estímulo les llegará de la misma manera. Se calcula que se tardarán al menos dos semanas en procesar los primeros pagos y, basado en lo que ocurrió con la primera ronda de cheques de esta naturaleza, puede tomar hasta dos meses hasta que todos los ciudadanos elegibles tengan su dinero depositado.

REUTERS/Tom Brenner
REUTERS/Tom Brenner

El resto de las personas reciben un cheque por correo con el dinero de sus impuestos. El dinero del estímulo les llegará de igual modo, ya sea en un cheque o con una tarjeta de débito pre-pagada.

Presión sobre el IRS

El trabajo logístico es enorme y recae exclusivamente sobre el IRS. Pero además, como el estímulo llega a fin de año, la distribución de este dinero se superpone con el momento en el que las personas comienzan a enviar sus declaraciones de impuestos del año 2020. Además, esta es una semana corta en la que jueves y viernes las oficinas estarán cerradas por las fiestas de fin de año.

Difícilmente haya demoras con el dinero del estímulo, pero puede que la temporada de declaraciones de impuestos 2020, que ocurrirá en los primeros meses de 2021, tarde en empezar.

La aprobación de la iniciativa estuvo en vilo luego de que Trump insinuara que se negaría a hacerlo y dilatara la decisión, argumentando que la cifra de los cheques individuales era muy baja y que debía ser elevada a 2.000 dólares. De hecho, calificó al paquete como una “desgracia”. La propuesta fue rápidamente aceptada por los demócratas, no así por los republicanos, que bloquearon el intento de enmendar la ley en base al llamado del mandatario.

Pese a haber rubricado el proyecto, Trump continuó en las últimas horas con su llamado para incrementar el monto. En esa línea, los demócratas volvieron a presentar este lunes una inciativa, y se disponen a votarla el mismo día. Pese a que tienen mayoría en la Cámara, necesitarán dos tercios de los votos para aprobar la legislación, considerando que fue introducida de una manera más veloz y evitando los procedimientos usuales.

No obstante, la mayoría de los republicanos -que controlan el Senado- se ha mostrado reticente a aprobar una erogación mayor de dinero a este efecto. Más allá de ello, aún si el Congreso no aprueba una medida de esta naturaleza en los próximos días, el presidente Joe Biden ha anticipado su voluntad de influir para lograrlo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:


TE PUEDE INTERESAR