Demoledor informe del Congreso de EEUU sobre los accidentes de los Boeing 737 MAX: “Esta es una tragedia que nunca debería haber ocurrido”

El reporte de la Cámara de Representantes es el resultado de una investigación de 18 meses sobre la caída de los aviones de Lion Air y Ethiopian Airlines en los que murieron 346 personas: hubo negligencias en el diseño y la aprobación del modelo

ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del lunes 29 de junio de 2020, un avión Boeing 737 Max se dirige a un aterrizaje en el Boeing Field luego de un vuelo de prueba en Seattle. (AP Foto/Elaine Thompson, archivo)
ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del lunes 29 de junio de 2020, un avión Boeing 737 Max se dirige a un aterrizaje en el Boeing Field luego de un vuelo de prueba en Seattle. (AP Foto/Elaine Thompson, archivo)

Una investigación de 18 meses realizada por un panel de la Cámara de Representantes de Estados Unidos criticó a Boeing y a la Administración Federal de Aviación por el diseño y la aprobación del 737 MAX, el avión que ha estado en tierra desde marzo de 2019 después de que dos accidentes fatales mataron a 346 personas.

La mayoría demócrata del Comité de Infraestructura y Transporte de la Cámara de Representantes encontró numerosos pasos en falso en un informe final de casi 250 páginas publicado el miércoles sobre el desarrollo del avión.

El informe de la Cámara se deriva de una investigación de 18 meses sobre el accidente en octubre de 2018 del vuelo 610 de Lion Air en Indonesia y el accidente del vuelo 302 de Ethiopian Airlines en marzo de 2019, y fue publicado en momentos en que los reguladores están probando aviones con un software de control de vuelo renovado. La compañía fabricante espera que el Max vuelva a volar a fines de este año o principios de 2021.

Boeing falló en su diseño y desarrollo del MAX, y la FAA falló en su supervisión de Boeing y su certificación del avión

“Boeing falló en su diseño y desarrollo del MAX, y la FAA falló en su supervisión de Boeing y su certificación del avión”, dice el informe, que detalla un sinfín de problemas en el diseño del avión y la aprobación por parte del gobierno.

La revisión encontró que los accidentes “no fueron el resultado de una falla singular, un error técnico o un evento mal administrado”.

“Fueron la horrible culminación de una serie de supuestos técnicos defectuosos de los ingenieros de Boeing, una falta de transparencia por parte de la gerencia de Boeing y una supervisión extremadamente insuficiente por parte de la FAA”.

Familiares de los pasajeros frente a las pertenencias de las víctimas en el puerto de Tanjung Priok en Jakarta, Indonesia (REUTERS/Beawiharta)
Familiares de los pasajeros frente a las pertenencias de las víctimas en el puerto de Tanjung Priok en Jakarta, Indonesia (REUTERS/Beawiharta)

Boeing dijo en un comunicado que “aprendió muchas lecciones difíciles como empresa de los accidentes... y de los errores que hemos cometido. Como reconoce este informe, hemos realizado cambios fundamentales en nuestra empresa como resultado, y seguimos buscando formas de mejorar”.

En una entrevista con los investigadores, Keith Leverkuhn, ex gerente general de Boeing para el Max que fue ascendido en la compañía, dijo que consideraba que el desarrollo del Max fue un éxito a pesar de los accidentes.

“Desafío la sugerencia de que el desarrollo fue un fracaso”, dice el informe.

Los investigadores escribieron que esto generó dudas sobre la capacidad de cambio de Boeing.

“Solo un compromiso genuino, holístico y asertivo para cambiar los problemas culturales desenterrados en la investigación del comité... puede mejorar la seguridad de la aviación y realmente ayudar tanto a Boeing como a la FAA a aprender de las terribles lecciones de las tragedias del 737 Max”, dice el informe.

Por su parte, la FAA dijo en un comunicado que trabajará con los legisladores “para implementar las mejoras identificadas en su informe”. Agregó que está “enfocada en promover la seguridad de la aviación en general mediante la mejora de nuestra organización, procesos y cultura”.

El informe dijo que Boeing hizo “suposiciones de diseño y rendimiento defectuosas”, especialmente en torno a un sistema de seguridad clave, llamado MCAS, un acrónimo de Maneuvering Characteristics Augmentation System, que automáticamente baja el morro del avión para evitar una pérdida aerodinámica y que está relacionado con los accidentes de Lion Air y Ethiopian Airlines.

El MCAS, que fue diseñado para ayudar a contrarrestar la tendencia del MAX a subir, podría activarse después de los datos de un solo sensor.

El informe criticó a Boeing por retener “información crucial de la FAA, sus clientes y los pilotos del 737 MAX”, incluido “ocultar la existencia misma del MCAS a los pilotos del 737 MAX”.

FOTO DE ARCHIVO: La gente pasa junto a una parte de los restos en la escena del accidente aéreo del vuelo ET 302 de Ethiopian Airlines, cerca de la ciudad de Bishoftu, al sureste de Addis Abeba, Etiopía, el 10 de marzo de 2019. (REUTERS / Tiksa Negeri / Foto de archivo)
FOTO DE ARCHIVO: La gente pasa junto a una parte de los restos en la escena del accidente aéreo del vuelo ET 302 de Ethiopian Airlines, cerca de la ciudad de Bishoftu, al sureste de Addis Abeba, Etiopía, el 10 de marzo de 2019. (REUTERS / Tiksa Negeri / Foto de archivo)

La FAA requiere una serie de nuevas medidas de seguridad para el MCAS, incluido el requisito de que reciba datos de dos sensores, antes de permitir que el MAX vuelva al servicio.

El informe citó casos en los que los empleados de Boeing concedieron permiso para representar los intereses de la FAA “no revelaron información importante a la FAA que podría haber mejorado la seguridad del 737 MAX”.

Los investigadores se centraron principalmente en la razón por la que Boeing pudo obtener la aprobación del avión con un entrenamiento mínimo de piloto: convenció a la FAA de que el Max era una versión actualizada de los 737 de la generación anterior.

En ambos accidentes, el MCAS apuntó repetidamente el morro hacia abajo, lo que obligó a los pilotos a luchas infructuosas para mantener los aviones en alto.

El informe dijo que la FAA “no garantizó la seguridad del público viajero”.

“El hecho de que un avión en cumplimiento sufriera dos accidentes mortales en menos de cinco meses es una clara evidencia de que el sistema regulatorio actual es fundamentalmente defectuoso y necesita ser reparado”, se lee en el informe.

Los legisladores han propuesto numerosas reformas para reestructurar la forma en que la FAA supervisa la certificación de aviones. Un comité del Senado abordará un proyecto de reforma el miércoles.

Los legisladores sugirieron que Boeing estaba motivado para reducir costos y actuar rápidamente para llevar el 737 MAX al mercado.

“Esta es una tragedia que nunca debería haber ocurrido”, dijo a los periodistas el presidente del Comité de Transporte de la Cámara, Peter DeFazio. “Vamos a tomar medidas en nuestra legislación para que nunca vuelva a suceder a medida que reformamos el sistema”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El Congreso de Estados Unidos aseguró que el Boeing 737 MAX es “básicamente defectuoso e inseguro”

Qué es el sistema MCAS, al que señalan por las tragedias de los aviones Boeing 737 MAX

Descubrieron un nuevo problema de software en el Boeing 737 Max

Un año después del accidente de Ethiopian Airlines, Boeing está en una encrucijada

MAS NOTICIAS