El momento del tiroteo durante una protesta contra el racismo en Austin

Un vehículo que avanzó contra los manifestantes fue rodeado por la multitud y el conductor mató a uno de los activistas, que también -según testigos- portaba un arma

Tiroteo durante una protesta en Texas

Un hombre murió baleado en una protesta contra el racismo en Texas cuando se acercó a un vehículo y el conductor abrió fuego, según dijo la policía el domingo.

El suceso ocurrió poco antes de las 22 (hora local, 3 GMT del domingo) durante una protesta en Austin, indicó a la prensa la vocera policial Katrina Ratliff. La víctima fue trasladada a un hospital, donde se certificó su muerte.

La gente se había congregado el sábado para una protesta de Black Lives Matter. La manifestación se emitió en vivo en Facebook, y en la grabación se oye el claxon del vehículo y varios disparos.

El tirador había hecho sonar la bocina, girado el vehículo y después acelerado hacia los manifestantes que marchaban en la calle, según dijo el testigo Michael Capochiano al Austin American-Statesman. Ante el avance, un hombre, que según dijo Capochiano llevaba un rifle, se acercó al auto y fue baleado por el conductor, quien luego huyó en su auto, dijo el testigo.

Agentes y manifestantes atienden a la víctima
Agentes y manifestantes atienden a la víctima

Los primeros reportes indicaban que “la víctima podría haber llevado un rifle”, dijo Ratliff a la prensa, añadiendo que el sospechoso había sido detenido y estaba cooperando con la policía.

El sábado también hubo protestas raciales en Seattle (Washington), así como en Louisville en Kentucky, Nueva York, Omaha, Oakland y Los Ángeles en California, y Richmond en Virginia - donde la policía antidisturbios disparó agentes químicos en una marcha de Black Lives Matter, según los medios de comunicación estadounidenses.

Disturbios en Portland, Oregon (Reuters)
Disturbios en Portland, Oregon (Reuters)

Trump, quien está haciendo campaña para la reelección en noviembre en base a una plataforma de “ley y orden”, anunció el miércoles el refuerzo de la presencia de agentes federales en diversos puntos críticos del país.

La decisión fue tomada luego de que 15 personas fueran heridas a balazos en Chicago en el funeral de un hombre muerto a tiros en lo que la policía describió como una pelea de pandillas. No obstante, funcionarios aclararon que el gobierno no está enviando fuerzas paramilitares para controlar protestas; un paso muy controversial que ya dio en Portland, Oregon.

Los alcaldes demócratas de Portland, Seattle, Chicago, Atlanta, Kansas City y de la capital Washington enviaron una carta al Departamento de Justicia para oponerse a un “despliegue unilateral” de tropas federales en sus territorios.

La cantidad de tiroteos ha dado un salto en el verano de Estados Unidos. Chicago registró 1.640, y 414 muertos este año, según datos policiales. Esas cifras son cerca de un 50% superiores a las de hace un año. Las autoridades las atribuyen a las penurias económicas generadas por la pandemia, las crecientes rivalidades entre pandillas y el fácil acceso a las armas.

(Con información de AP y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS