Coronavirus en EEUU: Trump dijo que la situación “se pondrá peor antes de mejorar” y pidió al público que use mascarilla

El jefe de Estado volvió a ofrecer una conferencia de prensa sobre el estado de la pandemia en el país luego de haberlas finalizado a finales de abril

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Foto: REUTERS/Leah Millis
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Foto: REUTERS/Leah Millis

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, volvió a ofrecer este martes una conferencia de prensa para proveer una actualización sobre el estado de la pandemia de coronavirus en el país.

En su declaración de apertura, el mandatario indicó que la situación “se va a poner peor antes de mejorar” y sugirió al público usar mascarillas. “Le estamos pidiendo a todos los que no puedan mantener la distancia social que usen una. Les guste o no, tienen un efecto. Y necesitamos todo (el apoyo) que podamos conseguir”, expresó.

En un momento, consultado sobre la razón por la cual no usaba él mismo la mascarilla, sacó una de su bolsillo y aseguró que lo hace cuando es necesario: “No tengo problema para usarla. Si estuviera en un grupo lo haría. Si estuviera en un ascensor, por ejemplo. No tengo problema con las mascarillas. Todo lo que pueda ser una potencial ayuda es algo bueno”, dijo.

Trump saca su mascarilla de su bolsillo en la conferencia de prensa. Foto: REUTERS/Leah Millis
Trump saca su mascarilla de su bolsillo en la conferencia de prensa. Foto: REUTERS/Leah Millis

De esta manera, Trump consolidó su cambio de postura con respecto al uso de mascarillas. Había dado otro paso en esa dirección el lunes, al publicar en su cuenta de Twitter una imagen de sí mismo usando una, algo que había ocurrido por primera vez pocos días antes en el hospital Walter Reed. Previo a ello, el mandatario se había negado a usarlas personalmente y sostuvo en algunas ocasiones que utilizarlas era un signo de debilidad.

En otro pasaje de lo que representa su primer conferencia de esta naturaleza desde que las discontinuara a finales de abril, Trump resaltó la necesidad del lavado de manos e instó a la población de riesgo a aislarse en la medida de lo posible. A su vez, “imploró” a los jóvenes que “eviten los bares muy poblados y otras reuniones que no sean al aire libre”.

El mandatario también se refirió a los progresos logrados por distintas potenciales vacunas, e indicó que ya se han tomado pasos para distribuir inmediatamente la primera que reciba aprobación oficial para ser suministrada a la población.

“Nuestro objetivo no es meramente manejar la pandemia, sino terminarla. Es por eso que conseguir la vacuna es nuestra mayor prioridad. Dos candidatas están comenzando su fase final este mes y otras cuatro lo harán en las próximas semanas. Estamos produciendo en masa todas las candidatas para que estén listas. También estamos listos en el plano logístico”, expresó al respecto.

Estados Unidos es el país con mayor cantidad de contagios y muertes por coronavirus a nivel global. A la tarde del martes (hora local), el balance de la universidad Johns Hopkins indica que se cuentan más de 3,85 millones de casos positivos y más de 141.000 muertes. La mayor cantidad de los nuevos casos tienen lugar en estados del sur y el oeste de país, especialmente Florida, Texas, Arizona y California.

U.S. President Donald Trump listens to a question from ABC News reporter Jonathan Karl he holds a coronavirus disease (COVID-19) response news briefing at the White House in Washington, U.S., July 21, 2020. REUTERS/Leah Millis
U.S. President Donald Trump listens to a question from ABC News reporter Jonathan Karl he holds a coronavirus disease (COVID-19) response news briefing at the White House in Washington, U.S., July 21, 2020. REUTERS/Leah Millis

Consultado acerca de la posibilidad de que una vacuna desarrollada en China -país al que ha criticado enfáticamente por no contener la pandemia- sea la primera en obtener aprobación para distribuir la vacuna, el Presidente no la descartó. “Estamos dispuestos a trabajar con cualquiera que nos de un buen resultado. Estamos muy cerca de la vacuna”, dijo.

No obstante, en la mañana el departamento de Justicia acusó a dos hackers del gigante asiático de robar cientos de millones de dólares en secretos comerciales de empresas de todo el mundo y, más recientemente, de atacar a las empresas que desarrollan una vacuna para el nuevo coronavirus.

Los hackers acusados estaban trabajando con el Ministerio de Seguridad Estatal de China, según afirmó John Demers, fiscal general asistente de Seguridad Nacional de EEUU. Además, también apuntaban sus ciberataques contra activistas de derechos humanos en Norteamérica y Hong Kong.

Más sobre este tema:

Estados Unidos acusó al gobierno de China de hackear a empresas para robar datos sobre la vacuna contra el coronavirus

Qué es el “pool de muestras” que Estados Unidos autorizó de emergencia para acelerar el testeo de COVID-19

MAS NOTICIAS