El 43% de las muertes por COVID-19 en EEUU ocurrieron en hogares de ancianos

Equivale a unos 54.000 fallecidos, e incluye a residentes y empleados de ese tipo de establecimientos, de acuerdo con un balance elaborado por el diario 'The New York Times'

Residentes de un hogar de ancianos en Hammonton, Nueva Jersey REUTERS/Lucas Jackson
Residentes de un hogar de ancianos en Hammonton, Nueva Jersey REUTERS/Lucas Jackson

Al menos 54.000 residentes y trabajadores de hogares de ancianos y otro tipo de instalaciones de atención a los adultos mayores murieron como consecuencia del coronavirus en los Estados Unidos, según una base de datos elaborada por The New York Times. Hasta el 26 de junio, el virus ha infectado a más de 282.000 personas en unas 12.000 instalaciones de ese tipo.

El número se condice con estadísticas elaboradas sobre lo ocurrido en otros países del mundo fuertemente golpeados por la enfermedad, como Italia y España.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la población de los hogares de ancianos corren un alto riesgo de infectarse y morir por el nuevo coronavirus. Se sabe que COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus, es particularmente letal para adultos desde los 60 años o para quienes tienen otros problemas de salud subyacentes. Además, es más probable que el virus se propague fácilmente en espacios de este tipo, donde muchas personas viven en un entorno confinado y los trabajadores se mueven de una habitación a otra.

Mientras que el 11% de los contagios del país se produjeron en centros de cuidado para adultos, las muertes relacionadas con Covid-19 en estos centros representan más del 43% de los fallecimientos por la pandemia en el país.

El Centro Hammonton para Rehabilitación y Cuidado de la Salud en Hammonton, Nueva Jersey REUTERS/Lucas Jackson
El Centro Hammonton para Rehabilitación y Cuidado de la Salud en Hammonton, Nueva Jersey REUTERS/Lucas Jackson

La proporción de muertes en centros de adultos mayores es aún mayor a nivel estatal. En 24 estados, el número de residentes y trabajadores que han muerto representa la mitad o más de la mitad de todas las muertes causadas por el virus, siguiendo el análisis de The New York Times.

Las personas infectadas vinculadas a hogares de ancianos también mueren a una tasa más alta que la población general. El promedio de la tasa de letalidad (la cantidad de casos divididos por la cantidad de muertes) en hogares, basados en esos datos, llega al 17%, significativamente mayor que la tasa de letalidad del 5% que se ha medido en todo el país.

De cualquier manera, como la tasa de letalidad depende de la cantidad de contagios y eso a su vez está atado a la capacidad de testeo de cada país y de cada estado, muchos especialistas internacionales consideran que ese 5% podría ser aún menor. De acuerdo con varios estudios, es probable que la misma sea más cercana al 1%.

Lori Spencer visita a su madre, Judie Shape, de 81 años, en el Centro de Cuidado de la Salud de Kirkland, en Kirkland, Washington REUTERS/Jason Redmond/File Photo
Lori Spencer visita a su madre, Judie Shape, de 81 años, en el Centro de Cuidado de la Salud de Kirkland, en Kirkland, Washington REUTERS/Jason Redmond/File Photo

Ante la falta de datos completos, tanto a nivel estatal como federal, The New York Times ha elaborado su propia base de datos reuniendo información de casos y muertes por coronavirus en los centros de atención a adultos mayores. Estos incluyen hogares de ancianos, centros de asistencia, centros de atención de la memoria, comunidades de retiro para personas mayores y centros de rehabilitación.

Los números publicados por el periódico estadounidense se basan en confirmaciones oficiales de estados, condados y los propios establecimientos, así como en algunos datos proporcionados por el gobierno federal. Incluyen a los residentes y, en los casos en que haya informes disponibles, también a los empleados de esas instalaciones.

El viernes, Estados Unidos rompió el récord diario de contagios de COVID-19 con 45.330, lo que eleva los casos confirmados en el país más golpeado del mundo por la pandemia a 2.462.057, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins. La cifra de contagios diarios supera al pico de mediados de abril en el que se habían registrado poco más de 39 mil contagios, de acuerdo con el sitio Worldometer.

Un empleado del Centro Sapphire en Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos REUTERS/Lucas Jackson/File Photo
Un empleado del Centro Sapphire en Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos REUTERS/Lucas Jackson/File Photo

El balance de las muertes incrementó el viernes el número de muertos a 124.978 tras haber sumado 574 en las últimas 24 horas.

Mientras tanto, nueve estados han anunciado que no pasarán a la siguiente fase de reapertura en su territorio como consecuencia del aumento en los contagios. Estos son Arizona, Arkansas, Delaware, Idaho, Luisiana, Maine, Nevada, Nuevo México y Carolina del Norte, según recogió la cadena CNN. A ellos se suman Texas y Florida que durante este viernes han anunciado nuevas restricciones.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, ordenó el cierre de todos los bares, mientras que Florida prohibió el consumo de alcohol en dichos establecimientos. Ambos estados se sumaron a una pequeña pero creciente lista de entidades que han suspendido una mayor reapertura de sus economías debido a rebrotes, principalmente en el sur y el oeste del país.

Los expertos en salud han dicho que se está registrando un preocupantemente elevado número de infecciones entre personas jóvenes que están saliendo otra vez, a menudo sin mascarillas y sin acatar otras medidas de distanciamiento social.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Con más de 45.000 casos, EEUU registró un nuevo récord de contagios y la cifra roza los 2,5 millones

Al menos once estados de EEUU dieron marcha atrás en sus planes de reapertura por el avance del coronavirus



MAS NOTICIAS