El ex policía que mató a George Floyd se presentó ante un juez por primera vez: le fijaron una fianza de 1 millón de dólares

Derek Chauvin permaneció en silencio durante la mayor parte de los 11 minutos que duró su comparecencia. Se encuentra acusado de homicidio en segundo grado por arrodillarse en el cuello de Floyd durante casi 9 minutos pese a que este le aseguraba que no podía respirar

Derek Chauvin. Foto: Cárcel del condado Hennepin / AFP
Derek Chauvin. Foto: Cárcel del condado Hennepin / AFP

Derek Chauvin, el ex policía que mató a George Floyd luego de arrodillarse sobre su cuello durante casi nueve minutos pese a que este le decía que no podía respirar, compareció este lunes por primera vez ante un juez en el marco del caso que se desprende de sus acciones. Del hecho se destaca que el magistrado elevó el valor de su fianza de USD 500.000 a un millón con varias condiciones, o en 1,25 millones sin ellas, si quiere ser puesto en libertad condicional antes de su juicio.

Cumplir con las condiciones requeriría que Chauvin entregara sus armas de fuego, no trabajara más en las fuerzas del orden o de seguridad en ningún puesto y que no tuviera contacto con la familia de Floyd.

Según reportó The Associated Press, Chauvin permaneció en silencio durante la mayor parte de la audiencia, que duró 11 minutos y se desarrolló a través de un sistema de circuito cerrado desde la prisión estatal de máxima seguridad en Oak Park Heights.

Su abogado, Eric Nelson, no apeló la fianza y no abordó el fundamento de los cargos. Tampoco habló con la prensa luego de la comparecencia.

La próxima audiencia fue programada para el próximo 29 de junio a la 1:30 PM, hora local, donde por primera vez se abordarán los méritos del caso.

En concreto, Chauvin se encuentra acusado de asesinato en tercer grado y homicidio en segundo grado por sus acciones, que resultaron en la muerte de Floyd el pasado 25 de mayo.

El hecho catalizó multitudinarias protestas a lo largo de los Estados Unidos y alrededor del mundo, tanto para pedir justicia por su muerte como protestar contra la desigualdad racial y la brutalidad policial.

Las manifestaciones, que se extienden hasta el día de hoy, vieron momentos de tensión de distinta naturaleza: algunas registraron escenas de violencia y saqueos, lo que motivó a distintos gobernadores a convocar a la guardia nacional; mientras que en muchas de ellas las fuerzas de seguridad chocaron con los manifestantes.

Las escenas motivaron nuevos reclamos contra la brutalidad policial, considerando la aparición de distintos videos en los que se vio a miembros de las fuerzas de seguridad responder en forma desmedida.

De hecho, dos ofciales del cuerpo de policía de Buffalo fueron arrestados el sábado luego de que un video mostrara como empujaron e hirieron a un hombre que se acercó a ellos durante una protesta.

Las manifestaciones tuvieron como uno de sus epicentros las inmediaciones de la Casa Blanca. El aumento de la tensión en uno de los días llevó a que el presidente, Donald Trump, fuera llevado al búnker subterráneo del edificio.

Trump insinuó que existía la posibilidad de invocar el Acta de Insurrección local para desplegar al ejército dentro del territorio nacional, pero ello finalmente no sucedió, en parte debido a que la intensidad de las protestas se disipó con el correr de los días.

Chauvin permanece detenido en una prisión estatal en Oakdale. Los otros tres policías involucrados en el hecho —J. Kueng, Thomas Lane y Tou Thao— enfrentan cargos por instigación y complicidad. Continúan en la cárcel del condado Hennepin luego de que se les fijara una fianza de 750.000 dólares.

Los cuatro ex policías arrestados por la muerte de George Floyd. Foto: Oficina del Sheriff de Hennepin
Los cuatro ex policías arrestados por la muerte de George Floyd. Foto: Oficina del Sheriff de Hennepin

La muerte de Floyd también ha generado llamados a reformar el Departamento de Policía de Minneapolis, al que activistas comunitarios han acusado desde hace tiempo de una discriminación racial arraigada y brutalidad.

De hecho, el domingo la mayoría de los integrantes del concejo municipal de Minneapolis anunciaron el domingo que habían logrado los votos suficientes para avanzar con el desmantelamiento del departamento en su totalidad. No obstante, indicaron, todavía no cuentan con un plan concreto para hacerlo.

En paralelo a la audiencia tiene lugar este lunes el último de varios funerales realizados para honrar a Floyd. Tiene lugar en Houston, en la iglesia Fuente de Bendición, donde se espera la asistencia de miles.

De hecho, los organizadores del evento coordinaron medios de transporte desde el centro de la ciudad hasta la iglesia para trasladar al gran número de personas con la intención de asistir al funeral. Debido a la alta concurrencia, las autoridades comenzaron a dejar entrar grupos una hora antes de lo planeado.

Un asistente al funeral de Floyd alza su puño frente a su féretro. Godofredo A. Vasquez/ REUTERS
Un asistente al funeral de Floyd alza su puño frente a su féretro. Godofredo A. Vasquez/ REUTERS

Las personas están autorizadas a entrar en grupos de hasta 15 y deberán usar guantes y máscaras, y se les tomará la temperatura antes de entrar. Cada grupo puede estar hasta 10 minutos dentro del recinto.

Este es el último evento público. El martes tendrá lugar un funeral privado en un cementerio en Pearland, Texas, donde Floyd será enterrado junto a su madre.

Más sobre este tema: