La mayoría de los estadounidenses sigue a favor de mantener la cuarentena, según una encuesta

No obstante, el sondeo nacional reveló profundas diferencias entre los demócratas y los republicanos sobre cómo el país debe seguir adelante en medio del brote que ya dejó más de 100 mil muertos en su territorio

Bobby Catone, dueño de un negocio al que le han prohibido abrir por el brote de coronavirus en Nueva York, pide que levanten esa medida (REUTERS/Brendan McDermid)
Bobby Catone, dueño de un negocio al que le han prohibido abrir por el brote de coronavirus en Nueva York, pide que levanten esa medida (REUTERS/Brendan McDermid)

Casi seis de diez personas en Estados Unidos creen que controlar la propagación del virus es más importante que intentar reiniciar la economía, un tema que divide fuertemente a republicanos y demócratas, según una encuesta ABC News/The Washington Post publicada el lunes.

El 57% de los encuestados dijo que tratar de controlar la propagación del coronavirus es lo más importante en este momento, incluso si perjudica la economía.

Sin embargo, la encuesta nacional revela profundas diferencias entre los demócratas y los republicanos sobre cómo el país debe seguir en la respuesta al brote.

El 81% de los demócratas cree que reabrir la economía en este momento no vale la pena porque significará más muertos por la COVID-19. No obstante, apenas un 27 por ciento mucho de los republicanos está de acuerdo, mientras que el 66 por ciento de ellos dice que reiniciar la economía es más importante, incluso si perjudica los esfuerzos para controlar el virus.

Casi 6 de cada 10 independientes dicen que su prioridad es tratar de controlar la propagación del virus.

La encuesta también confirmó grandes diferencias de acuerdo a la raza de los encuestados, en momentos que el país está convulsionado por una ola de protestas raciales. Los afroestadounidenses, en proporción muchos más golpeados por el virus, se declaran en gran mayoría a favor de controlar su propagación, y aproximadamente 3 de cada 4 lo consideran su prioridad.

Una movilización organizada por Black Lives Matter y Shut Down DC (Las vidas de los negros importan y Cierren DC) en Washington acusa al capitalismo de ser una enfermedad por el impulso empresarial de abrir los negocios en medio del brote (REUTERS/Leah Millis)
Una movilización organizada por Black Lives Matter y Shut Down DC (Las vidas de los negros importan y Cierren DC) en Washington acusa al capitalismo de ser una enfermedad por el impulso empresarial de abrir los negocios en medio del brote (REUTERS/Leah Millis)

Por otra parte, los estadounidenses siguen preocupados por contraer el virus, según la encuesta. El 63% de los consultados dijo que les preocupaba que ellos o alguien que conocían pudieran infectarse.

Asimismo, la mayoría —casi 7 de cada 10— también se dijeron preocupados por la posibilidad de una segunda ola de infecciones. No obstante, la encuesta también en este caso reveló una gran diferencia entre demócratas, con el 88% preocupados frente al 44% de los republicanos.

Esta preocupación se refleja en las inquietudes para volver a la vida pre Covid-19: para el 58 por ciento de los estadounidenses es “demasiado pronto” para ir a tiendas, restaurantes y otros lugares públicos como lo hacían antes, aunque también en este caso con marcadas diferencias entre republicanos y demócratas: dos tercios de los republicanos dijeron que están dispuestos a reanudar esas actividades, en comparación con menos de 2 de cada 10 demócratas.

Por otra parte, la mayoría —8 de 10— y sin diferencia entre demócratas, republicanos o independientes, coinciden que sus vidas han sufrido una disrupción debido al brote. Y el 59% de los entrevistados valoró el impacto económico como “severo” o “muy severo”.

El presidente Donald Trump. La mayoría de los estadounidenses evaluó positivamente la respuesta económica de la administración al brote de coronavirus (REUTERS/Jonathan Ernst/archivo)
El presidente Donald Trump. La mayoría de los estadounidenses evaluó positivamente la respuesta económica de la administración al brote de coronavirus (REUTERS/Jonathan Ernst/archivo)

La pandemia del nuevo coronavirus ha infectado a más de 1,79 millones de personas en Estados Unidos y ha causado más de 104.000 muertes. El balance provisional de muertos se aproxima a las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes; pero ha superado ya con creces los cálculos más optimistas que hizo “a posteriori” el presidente Donald Trump de entre 50.000 y 60.000 fallecidos.

El 46 % de los encuestados dijo desaprobar el manejo de la crisis por parte del presidente republicano Donald Trump, aunque la mayoría evaluó positivamente la respuesta económica de la administración: un 57 por ciento dijo que el gobierno ha hecho un excelente o buen trabajo proporcionando la ayuda financiera a las personas que lo necesitaran y un 54 por ciento aprobó la concesión de préstamos para ayudar a las pequeñas empresas a resistir efectos del brote.

La encuesta a 1.001 adultos se realizó del 25 al 28 de mayo y tiene un margen de error de muestreo de 3.5 puntos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Los disturbios marcaron la sexta noche de masivas manifestaciones en Estados Unidos contra el racismo

De Los Ángeles a Washington DC, las fotos de otra noche de violencia y caos en Estados Unidos

MAS NOTICIAS