Estados Unidos envió a Brasil 2 millones de dosis de hidroxicloroquina, el polémico antipalúdico impulsado por Trump y Bolsonaro

La Casa Blanca informó que el fármaco será usado de forma preventiva por el personal médico frente al coronavirus. Varios países del mundo dejaron de utilizarlo al conocerse estudios que afirman que aumenta el riesgo de muerte

Foto de archivo. El presidente de Brasil Jair Bolsonaro se da la mano con su par estadounidense Donald Trump en una conferencia de prensa conjunta en el Rose Garden de la Casa Blanca en Washington. 19 de marzo de 2019. REUTERS/Kevin Lamarque.
Foto de archivo. El presidente de Brasil Jair Bolsonaro se da la mano con su par estadounidense Donald Trump en una conferencia de prensa conjunta en el Rose Garden de la Casa Blanca en Washington. 19 de marzo de 2019. REUTERS/Kevin Lamarque.

Estados Unidos envió a Brasil dos millones de dosis de hidroxicloroquina, cuyo uso para tratar el nuevo coronavirus es controversial, anunció el domingo la Casa Blanca.

Los pueblos estadounidense y brasileño son solidarios en la lucha contra el coronavirus. Hoy, como prueba de esa solidaridad, anunciamos que el gobierno estadounidense envió dos millones de dosis de hidroxicloroquina al pueblo de Brasil”, dijo la presidencia estadounidense en un comunicado.

La hidroxicloroquina es empleada desde hace tiempo contra el paludismo pero su eventual eficacia contra el nuevo coronavirus no ha sido, hasta el momento, demostrada por ningún estudio riguroso.

El fármaco “será usado como un profiláctico para proteger del virus a las enfermeras, doctores y profesionales de la salud en Brasil. También tendrá un uso terapéutico para tratar a brasileños infectados”, añadió la Casa Blanca.

La hidroxicloroquina, promovida por el presidente de los Estados Unidos como un posible tratamiento para las personas infectadas con la enfermedad por coronavirus (Reuters)
La hidroxicloroquina, promovida por el presidente de los Estados Unidos como un posible tratamiento para las personas infectadas con la enfermedad por coronavirus (Reuters)

El presidente estadounidense, Donald Trump, que ha expresado su cercanía con su par brasileño, Jair Bolsonaro, intensificó la efervescencia en torno a la hidroxicloroquina cuando anunció hace días que comenzó a tomarla diariamente, a título preventivo, en contra de las recomendaciones de las autoridades sanitarias estadounidenses.

Bolsonaro, por su lado, está convencido de los efectos de la hidroxicloroquina, hasta el punto de que el Ministerio de Salud de Brasil recomendó la semana pasada su uso para todos los pacientes levemente afectados de covid-19, en una situación que causó la salida del ministro.

La Casa Blanca también indicó que Estados Unidos enviará próximamente mil respiradores a Brasil en el marco de la lucha contra la covid-19. América Latina es el nuevo epicentro de la pandemia y el gigante sudamericano es el país más afectado, con la mitad del millón de casos confirmados en la región.

Varios ensayos clínicos sobre el coronavirus fueron suspendidos en el mundo y algunos países, entre ellos Francia, prohibieron el uso de la hidroxicloroquina para tratar la covid-19. En otros países, como Italia, Egipto, Túnez, Colombia, Chile o El Salvador, también suspendieron el uso de la molécula a los enfermos de covid-19.

Un estudio publicado el 22 de mayo en la revista científica The Lancet concluye que la hidroxicloroquina (HCQ) aumenta el riesgo de muerte y de arritmia cardíaca.

El gobierno alemán considera también que “los estudios actuales no permiten por el momento un tratamiento corriente de pacientes de covid-19 con la cloroquina o la hidroxicloroquina, excepto en ensayos clínicos”.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La mayoría de los estadounidenses sigue a favor de mantener la cuarentena, según una encuesta

Rebrote en Irán: las autoridades reportaron casi 3.000 casos confirmados, la cifra diaria más alta en dos meses

Rusia aprobó el uso del antiviral avifavir contra el coronavirus y adelanta que “es la medicina más prometedora”



MAS NOTICIAS