El plástico de un solo uso amenazó con regresar debido al coronavirus

La industria del plástico está presionando para que investigaciones señalen que el uso de este material es necesario para la higiene

Material de plástico amenaza con regresar con más fuerza (Foto: REUTERS/Eduard Korniyenko)
Material de plástico amenaza con regresar con más fuerza (Foto: REUTERS/Eduard Korniyenko)

Dentro de toda la pandemia de coronavirus (COVID-19) en el mundo, pocos han sido los ganadores. El plástico de un sólo uso, es uno de ellos, pues aunque en numerosas partes del mundo ya se habían prohibido, en esta crisis sanitaria se vio obligado a regresar.

Hasta hace unas semanas, varios estados en EEUU estaban implementando prohibiciones para limitar la disponibilidad de popotes y bolsas de plástico. Sin embargo, con el rápido esparcimiento del COVID-19, los estados echaron para atrás varias de estas restricciones.

Según la información del portal de Vice News, estudios financiados por la industria del plástico, hacen parecer que la inhabilitación del plástico pueda ser perjudicial para la salud pública. E incluso, llegaron a tachar las bolsas reutilizables como “actúan como placas de Petri para bacterias y portadores de patógenos nocivos”.

No obstante, la investigación reconoció dentro de su abstract que una de las soluciones más simples podría ser simplemente el lavar la bolsa de forma regular, para así poder reducir las bacterias en un 99.99 por ciento.

Protección para restaurantes aumentará el uso de este material (Foto: REUTERS/Athit Perawongmetha)
Protección para restaurantes aumentará el uso de este material (Foto: REUTERS/Athit Perawongmetha)

Sin embargo, dentro de una investigación de la Universidad de Johns Hopkins, se especifica que el nuevo coronavirus puede vivir en superficies de plástico hasta tres días, aunque en entornos de laboratorio. Pero, en esta investigación se aclaró que es en realidad menos del 0.1% del material inicial del virus, por lo que hace la infección posible pero altamente improbable. Por otro lado, no se cree que el virus sobreviva tanto tiempo con materiales más blandos, como los tejidos de los que están hechas las bolsas de compras más reutilizables.

Si las preocupaciones sobre las bolsas reutilizables provienen directamente de los cajeros y las empacadoras, quiero ser sensible a eso. Pero también sé que la industria del plástico ha estado enviando cartas y está detrás de muchas de ellas”, dijo Jennie Romer, quien dirige los esfuerzos de política de la Fundación Surfrider para reducir la contaminación plástica.

Por lo pronto, el regreso de este material está formado no solamente incluirá las bolsas para supermercado, sino que los utensilios de un solo uso serán básicos en lugares como restaurantes.

San Francisco, la primera ciudad en introducir la prohibición de bolsas en 2007, ahora les indicó a sus residentes que no pueden llevar bolsas reusables a los supermercados. Mientras que en el resto de California, el uso de este material estará permitido por por lo menos 60 días.

Mientras tanto Oregón pausará las restricciones durante la pandemia, y Nueva York, en donde la prohibición entró en vigencia en marzo, su aplicación no comenzará hasta al menos junio.

La protección persona demanda más uso de desechables (Foto: Shelby Pavelka and Kelsey Pavelka/via REUTERS)
La protección persona demanda más uso de desechables (Foto: Shelby Pavelka and Kelsey Pavelka/via REUTERS)

“Es fundamental proteger la salud y la seguridad públicas y minimizar el riesgo de exposición a COVID-19 para los trabajadores que participan en actividades esenciales, como los que manejan bolsas de supermercado reutilizables”, explicó el gobernador Gavin Newsom.

Por otro lado, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), tiene planeado emitir ciertas pautas que se tienen que cumplir para poder re abrir los restaurantes alrededor de Estados Unidos. En un borrador que la agencia Associated Press consiguió, los restaurantes tendrán las recomendaciones de usar menús y cubiertos desechables, así como condimentos de un solo uso.

Además, la gente tendrá que comer de platos y vasos de papel, incluso en los restaurantes más lujosos. También está sugerido el uso de popotes de plástico, un punto que antes de la pandemia se peleaba mucho.

La industria ya está preparándose para este movimiento, pues están presionando a niveles federal y estatal para revocar el veto.

Pedimos que el departamento se pronuncie en contra de las prohibiciones de estos productos como un riesgo para la seguridad pública y ayude a detener la prisa por prohibir estos productos por parte de ambientalistas y funcionarios electos que ponen en riesgo a consumidores y trabajadores”, dice una carta de la Asociación de la Industria del Plástico al Departamento de Salud y Servicios Humanos, obtenido por el medio estadounidense Politico, el mes pasado.

Restaurantes se verán forzados a repartir más plástico (Foto: REUTERS/Amr Abdallah Dalsh)
Restaurantes se verán forzados a repartir más plástico (Foto: REUTERS/Amr Abdallah Dalsh)

Pero no solamente esto, sino que también le pedirán al gobierno un rescate de USD mil millones para sobrevivir durante la pandemia.

Durante la época de la pandemia, la gente ha usado mucho más material desechable que no son solo las bolsas. Sino que además los globos, los cubrebocas, son materiales que el público ha buscado para protegerse.

Aunado a esto, la contaminación sigue siendo un gran problema, pues aún se tira plástico al océano o a lugares en donde no se pueden deshacer del plástico adecuadamente.

En Indonesia, el plástico se está quemando en lugares como las fábricas de tofu como combustible”, dio a conocer a Vice News, Claire Arkin de GAIA, un grupo de defensa que se opone a la incineración.

Antes de la pandemia, el plástico estaba apuntando a un auge en la producción de plástico, pues sería un buen sustituto del petróleo como combustible. Según la revista TIME, 343 nuevas plantas de fábricas estaban en proceso de construcción, o de expansión.

Materiales médicos también tienen que ser desechables (Foto: Sofya Sandurskaya/Moscow News Agency/Handout via REUTERS)
Materiales médicos también tienen que ser desechables (Foto: Sofya Sandurskaya/Moscow News Agency/Handout via REUTERS)

Pero esos proyectos fueron suspendidos indefinidamente debido a la pandemia, y la industria que se triplicará para el 2050, ahora tiene un futuro dudoso. Así, que la forma en la que busca salvarse es aumentar la demanda de plástico, particularmente en países en desarrollo. Mientras que en Estados Unidos es anular cualquier restricción, y por lo que está peleando la industria del plástico en general.

El mundo ya está inundado de plástico, y parece que el suministro continuará creciendo. Me temo que nos vamos a ahogar”, dijo a la revista Fredric Bauer, becario postdoctoral en la Universidad de Lund en Suecia que estudia la industria del plástico.

Por lo pronto, European Plastics Converters, solicitó recientemente que la Comisión Europea levante todas las prohibiciones de artículos de plástico de un solo uso y retrase su prohibición en toda la Unión Europea por un año, una solicitud que rechazó. Pero el Reino Unido ha pospuesto la implementación de su prohibición de algunos artículos de plástico hasta octubre, argumentando que es a causa del nuevo coronavirus.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

El brutal daño colateral que está causando en el medio ambiente la lucha contra el coronavirus

Cómo se hace el tofu: incinerando plástico enviado desde Estados Unidos

Demócratas quieren que la industria del plástico se encargue de su basura en EEUU

La incógnita sobre el futuro del plástico después de que fue prohibido en la CDMX

MAS NOTICIAS