Falta de información, angustia y desesperación: otros 29 ancianos murieron en un asilo de Nueva York por coronavirus

Los familiares se quejan de que las autoridades no brindan suficientes datos sobre lo que sucede dentro de los centros para personas mayores. Desde el comienzo de la pandemia, se registraron más de 5.600 muertes en geriátricos estadounidenses

Médicos evacúan de un geriátrico de Nueva Jersey a una residente del asilo (REUTERS/Stefan Jeremiah)
Médicos evacúan de un geriátrico de Nueva Jersey a una residente del asilo (REUTERS/Stefan Jeremiah)

La cifra de fallecimientos por coronavirus reportada en asilos para ancianos sigue creciendo en Estados Unidos, sobre todo en el estado de Nueva York. En las últimas 24 horas, se supo que al menos 29 ancianos murieron en un hogar de Queens. Esto se suma a otros reportes en distintos centros.

Desde el comienzo de la pandemia, se registraron más de 5.600 muertes en geriátricos estadounidenses, de acuerdo a datos proporcionados por autoridades de salud a NBC News.

Solo en Nueva York, el número impacta, conmueve y desespera. El mayor aumento en las cifras de muertes en la residencias de adultos mayores se produjo en este estado, donde el recuento de víctimas se incrementó de 1.330 la semana pasada a 3.060, según un portavoz de salud del estado hasta el 15 de abril. Eso significa que el 2,3 por ciento de los 131.000 residentes de Nueva York que viven en estos lugares han muerto, hasta el momento, por el coronavirus.

En Nueva Jersey, el coronavirus se ha extendido a más del 95 por ciento de los 375 centros de atención para adultos mayores del estado, según las autoridades gubernamentales de salud. En los últimos ocho días, el número de muertes en geriátricos ha aumentado casi cinco veces en Nueva Jersey, de 128 a 625 muertes, de acuerdo con la información suministrada por los funcionarios.

El mayor aumento en las cifras de muertes en la residencias de adultos mayores se produjo en Nueva York (REUTERS/Stefan Jeremiah)
El mayor aumento en las cifras de muertes en la residencias de adultos mayores se produjo en Nueva York (REUTERS/Stefan Jeremiah)

La tendencia lamentablemente no cesa y, en los últimos días, se registraron más muertes. Un caso impactante se conoció el pasado lunes en Andover, un pequeño pueblo de Nueva Jersey, donde una denuncia anónima advirtió a la Policía de que se estaba trasladando un cuerpo a un cobertizo en el Centro Subagudo de Rehabilitación de Andover. Cuando los oficiales llegaron, no encontraron nada en el cobertizo, pero hallaron algo peor dentro de la institución. En la morgue, diseñada para albergar cuatro cuerpos, había 17 apilados.

Este jueves se conoció otro caso estremecedor. Esta vez fue en el hogar Sapphire, en Queens. Al menos 29 ancianos murieron en ese establecimiento pero los familiares denunciaron falta de información. Es el caso de Berna Lee, quien recibió una llamada desde el geriátrico en la que le informaron que su madre tenía fiebre, aparentemente nada grave, sobre todo porque le aseguraron que no había casos de coronavirus en el lugar. Berna no quedó conforme con la explicación y empezó a llamar a los trabajadores.

Uno dijo: ‘chica, déjame decirte que aquí es una locura. Seis personas murieron hoy’”, contó Lee al New York Times. Sorprendida por la respuesta, alarmada y asustada, Lee salió inmediatamente desde su domicilio en Rhode Island hasta el hogar de ancianos. Comenzó a buscar información, mientras que otros trabajadores del geriátrico le decían en privado que muchos residentes habían muerto y que la mayoría de los empleados del hogar estaba enfermo o en cuarentena.

Finalmente, golpeó la ventana de la habitación de su madre para ver si ella estaba bien, dado que no tenía en claro si la señora mayor entendía lo que estaba sucediendo a su alrededor. “Ella no sabía lo que estaba ocurriendo. La gente de lugar me dijo que los cuerpos estaban cayendo”, agregó.

Una anciana es acompañada por médicos en su salida de un geriátrico en Nueva Jersey (REUTERS/Stefan Jeremiah)
Una anciana es acompañada por médicos en su salida de un geriátrico en Nueva Jersey (REUTERS/Stefan Jeremiah)

Este hecho demuestra lo que los familiares de los residentes dijeron respecto a una falta de información profundamente preocupante sobre lo que está sucediendo dentro de los hogares. Sapphire no reveló todavía de forma oficial cuántos residentes han muerto en el brote, pero el administrador de la casa le dijo al asambleísta estatal local, Ron Kim, que en total eran 29.

A pesar de la rápida y mortal propagación del virus, solo 17 estados han revelado los nombres de los geriátricos afectados por el coronavirus.

Algunas familiares que tienen a sus seres queridos en hogares de este tipo, que se encuentran afectados por el brote, le dijeron a NBC News que temen que les estén ocultando la realidad sobre el creciente número de casos. El gobierno federal de EEUU solo exige que los hogares de ancianos informen a los familiares de un residente infectado, no a otras familias.

Una persona identificada como Niki Smith le dijo previamente a NBC News que recién se enteró de un brote de coronavirus con más de 100 casos en un geriátrico de Nashville donde se encuentra su padre, porque su hermano descubrió la noticia en Facebook. “Me gustaría poder contar con comunicación por parte del centro”, dijo Smith. “Me toca buscar en los noticieros para obtener información en vez de recibirla por parte de las autoridades de las instalaciones”, concluyó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Todo lo que hay que saber sobre el coronavirus

EEUU investiga si el coronavirus salió de un laboratorio en China: “El Instituto de virología de Wuhan está cerca mercado”

MAS NOTICIAS