Cadenas de restaurantes como Waffle House, así como The Big Three de Detroit, están anunciando nuevos cierres conforme avanza la crisis en relación al coronavirus (Foto: Reuters/Lucas Jackson)
Cadenas de restaurantes como Waffle House, así como The Big Three de Detroit, están anunciando nuevos cierres conforme avanza la crisis en relación al coronavirus (Foto: Reuters/Lucas Jackson)

La semana pasada, Goldman Sachs predijo que las solicitudes de desempleo alcanzarían un récord de 2.25 millones en la tercera semana de marzo, debido al aumento de las solicitudes en 30 estados. Sin embargo, el recuento de Instituto de Política Económica (EPI por sus siglas en inglés), señaló que las solicitudes en 35 estados, así como en Washington D.C. ya ha superado esa cifra.

A raíz de la crisis económica y de salubridad originada por el COVID-19, los portales de beneficios por desempleo colapsaron en EEUU, alcanzando un máximo histórico de casi 3.4 millones de reclamos, hecho jamás registrado antes en la historia de dicha nación, señaló EPI, think tank con sede en Washington D.C.

El registro del récord previo equivalía a 700 mil solicitudes de apoyo en 1982, comparativa mínima ante el contexto actual, en el que en tan sólo la semana pasada, las demandas aumentaron en 70 mil, aunque a partir de los cierres de las oficinas de la administración pública, éstas se han agudizado aún más, al tiempo que las industrias han ido cesando actividades por completo.

El peso de las solicitudes de apoyo por desempleo de manera masiva han bloqueado a los sitios web destinados a esos servicios, pues la gente lucha por acceder a los fondos provistos para este tipo de casos.

El Departamento del Trabajo reportó que las solicitudes de apoyo por desempleo la semana pasada habían ascendido a 281 mil, mientras que en la segunda semana de marzo se sumaron 70 mil, tras el cierre de restaurantes y diferentes giros de negocios por la contigencia (Foto: Reuters/Shannon Stapleton)
El Departamento del Trabajo reportó que las solicitudes de apoyo por desempleo la semana pasada habían ascendido a 281 mil, mientras que en la segunda semana de marzo se sumaron 70 mil, tras el cierre de restaurantes y diferentes giros de negocios por la contigencia (Foto: Reuters/Shannon Stapleton)

Tan sólo en Nueva York, un total de 1.7 millones de personas llamaron al Departamento del Trabajo de los Estados Unidos (United States Department of Labor), el cual es responsable de las acciones de trabajo, de los salarios y de los horarios estándares de los trabajadores, así como de los seguros de desempleo. En ese mismo sentido, se ha reportado una demanda de mil por ciento en la petición de ayuda por desempleo en algunas áreas de EEUU, de la que los especialistas en economía contemplan que el fenómeno podría filtrarse en al menos 21 de los 50 estados del país.

Lo anterior, implicaría que los fondos de reserva de EEUU entrasen en números rojos, complicando aún más la cobertura de apoyos por desempleo, ello sólo en caso de que la recesión se diera de manera anticipada, conforme a declaraciones de Christopher O’Leary, economista senior del Upjohn Institute for Employment Research con sede en Kalamazoo, Michigan.

En paralelo, cadenas de restaurantes como Waffle House, así como The Big Three de Detroit, están anunciando nuevos cierres y conforme avanza la crisis en relación al coronavirus. Cabe mencionar que las cadenas de Waffle House se ubican principalmente en el sur del país, mientras que The Big Three de Detroit, en la jerga de sector automotriz se refiere a los tres mayores fabricantes de autos, todos residentes en la citada ciudad del estado de Michigan: General Motors, Ford y Fiat Chrysler USA.

El sindicato de trabajadores del sector turismo local, también han formado filas para solicitar los beneficios del seguro de desempleo; actualmente la tasa de desocupación del país cayó a un mínimo de 3.5 por ciento.

Un trabajador barre la acera frente a un casino de Las Vegas, cuyos negocios han quedado vacíos por las medidas para frenar la pandemia de coronavirus (Foto: Reuters/Steve Marcus)
Un trabajador barre la acera frente a un casino de Las Vegas, cuyos negocios han quedado vacíos por las medidas para frenar la pandemia de coronavirus (Foto: Reuters/Steve Marcus)

Por su parte, el Departamento del Trabajo reportó que las solicitudes de apoyo por desempleo la semana pasada habían ascendido a 281 mil, mientras que en la segunda semana de marzo se sumaron 70 mil, tras el cierre de restaurantes y diferentes giros de negocios por la contigencia.

California, Connecticut, Delaware, Hawai, Illinois, Indiana, Kentucky, Luisiana, Massachusetts, Michigan, Nuevo México, Nueva York, Oregón, Washington, Virginia Occidental y Wisconsin emitieron cierres durante la última semana, lo que significa que los trabajadores y las empresas no esenciales tuvieron que parar ante la contingencia del COVID-19.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: