La senadora Kelly Loeffler durante un acto de su campaña de reelección el lunes 9 de marzo de 2020 en Marietta, Georgia. (Foto AP / John Bazemore)
La senadora Kelly Loeffler durante un acto de su campaña de reelección el lunes 9 de marzo de 2020 en Marietta, Georgia. (Foto AP / John Bazemore)

Cuatro senadores estadounidenses vendieron acciones poco después de una sesión informativa del Senado de enero sobre el nuevo brote de coronavirus, deshaciéndose de títulos que cayeron en picada un mes después, cuando el mercado de valores se estrelló ante una pandemia mundial.

Se trata de los senadores Kelly Loeffler (republicana), James Inhofe (republicano), Dianne Feinstein (demócrata) y Richard Burr (republicano). Todos vendieron cada uno cientos de miles de dólares en acciones tras una sesión informativa clasificada el 24 de enero con funcionarios del gobierno sobre la amenaza del brote de coronavirus.

El primer caso revelado por la prensa estadounidense fue el del presidente del Comité de Inteligencia del Senado, Richard Burr, republicano por Carolina del Norte, quien vendió hasta 1.7 millones de dólares en acciones justo antes de que el mercado comenzara a caer y cuando los funcionarios de salud del gobierno comenzaron a emitir advertencias severas sobre los efectos de el virus.

Los registros del Senado muestran que Burr y su esposa vendieron entre aproximadamente 600,000 y 1.7 millones de dólares en más de 30 transacciones separadas entre fines de enero y mediados de febrero, mientras el senador recibía informes clasificados sobre coronavirus como presidente del Comité de Inteligencia del Senado.

Varias de las acciones eran de compañías del sector turístico, uno de los más afectados por la pandemia.

Las ventas de acciones fueron reportadas por primera vez por ProPublica y The Center for Responsive Politics. La mayoría ocurrió el 13 de febrero, justo antes de que Burr pronunciara un discurso en Washington en el que predijo graves consecuencias del virus, incluidas las escuelas cerradas y las pérdidas para las compañías de viaje, según un audio obtenido por National Public Radio y publicado el jueves.

El senador republicano Richard Burr (REUTERS/Al Drago)
El senador republicano Richard Burr (REUTERS/Al Drago)

Burr dijo a una pequeña audiencia de la Sociedad Estatal de Carolina del Norte que el virus era “mucho más agresivo en su transmisión que cualquier cosa que hayamos visto en la historia reciente” y “probablemente más parecido a la pandemia de 1918”.

Los comentarios de Burr fueron mucho más pesimistas que los que hizo públicamente, y se produjeron cuando el presidente Donald Trump seguía minimizando la gravedad del virus.

No hay indicios de que Burr tuviera información privilegiada cuando vendió las acciones y emitió las advertencias privadas. El panel de inteligencia no tuvo ninguna información sobre la pandemia la semana en que se vendieron la mayoría de las acciones, según una persona familiarizada con el asunto. La persona declinó ser identificada para discutir la actividad confidencial del comité.

Burr dijo en Twitter el jueves que los estadounidenses ya estaban siendo advertidos sobre los efectos del virus cuando pronunció el discurso ante la Sociedad Estatal de Carolina del Norte.

“El mensaje que compartí con mis electores es el que los funcionarios de salud pública nos instaron a prestar atención a medida que aumentaba la propagación del coronavirus”, escribió Burr. “Prepárate”.

Burr publicó los tweets antes de los informes de sus ventas de acciones. Un portavoz del senador dijo en un comunicado que Burr “ha estado profundamente preocupado por el fuerte y repentino costo que esta pandemia está teniendo en nuestra economía” y apoya los esfuerzos del Congreso para ayudar a la economía. El portavoz se negó a ser identificado para compartir el pensamiento del senador.

El senador de Carolina del Norte no fue el único legislador que vendió acciones justo antes del fuerte descenso debido a la pandemia mundial.

El otro caso es el de la senadora de Georgia Kelly Loeffler, quien vendió cientos de miles de dólares en acciones a fines de enero, cuando los senadores comenzaron a recibir informes sobre el virus, también según los registros del Senado.

Loeffler y su esposo, quien es el presidente de la Bolsa de Nueva York, vendieron al menos 355,000 dólares en acciones entre el 24 y el 31 de enero, según los registros del Senado, después de la sesión informativa sobre coronavirus organizada por los comités de Salud y Relaciones Exteriores del Senado con funcionarios de la administración, incluido el director de los Centros de Control de Enfermedades y Anthony Fauci, jefe del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, informó The Daily Beast.

La senadora está casada con Jeffrey Sprecher, presidente y CEO de Intercontinental Exchange, propietaria de la Bolsa de Nueva York.

“Aprecié la sesión informativa de hoy de los principales funcionarios de salud del presidente sobre el nuevo brote de coronavirus”, tuiteó sobre la sesión informativa en ese momento.

La senadora y su esposo también vendieron 890,000 dólares en acciones del 5 al 14 de febrero, días después de que surgieran los primeros casos confirmados de coronavirus en los EEUU pero casi dos semanas antes de que se confirmara la propagación comunitaria de la enfermedad dentro del país.

Las ventas, por un valor total de al menos US$ 1.2 millones, salvaron a Loeffler y a su esposo de las fuertes pérdidas que habrían sufrido después de que el colapso del mercado de valores comenzara el 24 de febrero.

Loeffler y su esposo también adquirieron acciones por un valor de entre 100,000 y 250,000 dólares en Citrix, una compañía de tecnología que ofrece software de teletrabajo y que ha visto un aumento de su cotización tras la explosión de la pandemia.

A última hora de la noche del jueves, Loeffler negó que las compras y ventas fueron impulsadas por información privilegiada de la que disponía y calificó las revelaciones de la prensa de “ataque ridículo e infundado”.

"No tomo decisiones de inversión para mi cartera. Las decisiones de inversión son tomadas por múltiples asesores externos sin el conocimiento o la participación de mi esposo o yo”, dijo a través de Twitter. “Como se confirmó en el informe periódico de transacciones al Senado de Ética, se me informó de estas compras y ventas el 16 de febrero de 2020, tres semanas después de que se hicieron”.

Es ilegal que los miembros del Congreso intercambien información no pública obtenida a través de sus deberes oficiales.

En las semanas posteriores a su serie de operaciones bursátiles, Loeffler buscó minimizar las amenazas financieras y de salud pública planteadas por el coronavirus e instó a sus electores a tener fe en los esfuerzos de la administración Trump para preparar a la nación.

“Los demócratas han engañado de manera peligrosa e intencional al pueblo estadounidense en la preparación para el Coronavirus”, tuiteó el 28 de febrero. “Aquí está la verdad: @realDonaldTrump y su administración están haciendo un gran trabajo para mantener a los estadounidenses sanos y seguros”.

James Inhofe, republicano de Oklahoma, vendió al menos 180,000 en acciones el 27 de enero, días después de la sesión informativa sobre coronavirus del Senado, según los registros del Senado. Inhofe también vendió al menos US$ 50,000 en acciones en una compañía de administración de activos el 20 de febrero, días antes de que el mercado bursátil cayera.

El Senador James Inhofe (REUTERS/Mary F. Calvert)
El Senador James Inhofe (REUTERS/Mary F. Calvert)

También una senadora demócrata vendió acciones antes de que la magnitud de la crisis se hiciera evidente para el público en general.

Dianne Feinstein, una de las demócratas del Senado con mayor antigüedad, vendió al menos US$ 500,000 en acciones de Allogene Therapeutics, una compañía de biotecnología de California, el 31 de enero y al menos US$ 1 millón en acciones de Allogene el 18 de febrero, según los registros del Senado.

La senadora Dianne Feinstein (REUTERS/Erin Scott)
La senadora Dianne Feinstein (REUTERS/Erin Scott)

Un portavoz de Feinstein le dijo a The New York Times que no tenía nada que ver con las decisiones de vender sus acciones.

Todos los activos del senador Feinstein están en un fideicomiso ciego”, dijo un portavoz, Tom Mentzer, en un comunicado. “Ella no está involucrada en las decisiones financieras de su esposo”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: