Coronavirus: entró en vigor la prohibición de entrada a EEUU desde Europa

La medida afecta a ciudadanos extranjeros que hayan estado en alguno de los países pertenecientes a la zona Shengen durante los 14 días previos a su viaje a territorio norteamericano

Una señal con acciones preventivas para detener la propagación del Coronavirus se muestra en el Aeropuerto Internacional de Seattle-Tacoma cuando los pasajeros salen de la terminal principal, en SeaTac, Washington, EE.UU. 13 de marzo de 2020.  (REUTERS)
Una señal con acciones preventivas para detener la propagación del Coronavirus se muestra en el Aeropuerto Internacional de Seattle-Tacoma cuando los pasajeros salen de la terminal principal, en SeaTac, Washington, EE.UU. 13 de marzo de 2020. (REUTERS)

La prohibición de entrar a Estados Unidos desde Europa decretada por el presidente, Donald Trump, a causa del coronavirus entró en vigor esta pasada medianoche hora local (04.00 GMT) y se alargará al menos durante 30 días. La medida afecta a ciudadanos extranjeros que hayan estado en alguno de los países pertenecientes a la zona Shengen durante los 14 días previos a su viaje a Estados Unidos.

Trump anunció esta medida el pasado miércoles a través de un solemne mensaje a la nación televisado en horario de máxima audiencia desde el Despacho Oval.

“He decidido tomar varias medidas, fuertes pero necesarias, para proteger la salud y el bienestar de todos los estadounidenses. Para evitar que nuevos casos ingresen a nuestras fronteras, suspenderemos todos los viajes desde Europa a Estados Unidos”, dijo Trump, al dejar claro que la prohibición no afecta al Reino Unido.

"Estas restricciones se irán ajustando según las condiciones sobre el terreno", afirmó el presidente durante su discurso, al explicar que se harán excepciones para los estadounidenses que quieran regresar de Europa y se sometan a rigurosos análisis de detección del virus.

Trump tildó al COVID-19 de "virus extranjero" y culpó a los países europeos de parte de su propagación en Estados Unidos.

"La Unión Europea no tomó las mismas precauciones (que EE.UU.) y no restringió los viajes desde China y otros focos (del virus). Como consecuencia, una gran cantidad de nuevos casos en EE.UU. fueron provocados por viajeros venidos de Europa", dijo.

Viajeros ven como el Presidente de los Estados Unidos Donald Trump en un televisor en el Aeropuerto Internacional de Seattle-Tacoma mientras declara una emergencia nacional por el coronavirus, en SeaTac Washington, EE.UU. 13 de marzo de 2020.
Viajeros ven como el Presidente de los Estados Unidos Donald Trump en un televisor en el Aeropuerto Internacional de Seattle-Tacoma mientras declara una emergencia nacional por el coronavirus, en SeaTac Washington, EE.UU. 13 de marzo de 2020.

En respuesta a la decisión de Trump, los presidentes de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel, deploraron una medida que tildaron de “unilateral”. “La Unión Europea desaprueba el hecho de que la decisión de Estados Unidos de imponer una prohibición de viaje fuese tomada de forma unilateral y sin consultas”, señalan los dos dirigentes en un comunicado conjunto.

Europa se ha convertido en el nuevo epicentro del coronavirus después de que China haya logrado reducir drásticamente los contagios y muertes. Italia suma más de 17.500 casos y 1.250 muertes, seguida de España con 5.200 casos y 130 muertes.

Estados Unidos, por su lado, supera los 2.200 casos y reporta medio centenar de muertes, aunque se teme que la cifra sea mucho mayor por el pequeño número de pruebas que se han realizado.

Emergencia nacional

eclaró este viernes la emergencia nacional por el brote de coronavirus, invocando la Ley Stafford para abrir la puerta a más ayuda federal para las regiones afectadas. “Otorgaremos 50.000 millones de dólares, una suma importante, para los estados y municipios”, informó el mandatario en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

“Para liberar todo el poder del gobierno federal, estoy declarando oficialmente una emergencia nacional”, dijo Trump, y pidió a todos los estados de EEUU que establezcan centros de operación de emergencia. También dijo que su gobierno está acelerando los estudios en casos sospechosos de coronavirus, en medio de las críticas por la falta de suficientes kits de testeo en todo el país.

Trump anunció que su gobierno estableció una nueva asociación con la industria privada para ampliar las capacidades de pruebas. El mandatario explicó que está tratando de trabajar con las farmacias y entidades privadas para hacer tests a las personas en sus automóviles en áreas designadas, algo que su propio jefe de los Centros para el Control de Enfermedades, Robert Redfield, dijo días antes que no era necesario.

Se trata del llamado método “drive thru” utilizado por primera vez por Corea del Sur y Alemania, países que han logrado controlar mejor al brote, y ya ha sido probado en algunas ciudades de Estados Unidos. A la manera de un local de comida rápida, las personas completan un formulario online sobre sus síntomas y, si califican, se dirigen a bordo de sus coches hasta el lugar designado, donde enfermeros le extraen mucosa de la nariz desde la ventana. Los resultados están listos en un día. Se trata de una forma rápida y segura de testear a grandes cantidades de personas, sin encerrarlas en una clínica.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El médico de Donald Trump aseguró que no es necesario que el presidente de EEUU se haga la prueba del coronavirus

Las cuatro razones del éxito de Corea del Sur combatiendo al coronavirus: cómo logró bajar la tasa de mortalidad

MAS NOTICIAS