Michael Avenatti, llegando a un corte en Nueva York. REUTERS/Brendan McDermid
Michael Avenatti, llegando a un corte en Nueva York. REUTERS/Brendan McDermid

Michael Avenatti fue condenado por tratar de extorsionar por millones de dólares a Nike Inc. y estafar a un cliente en el proceso, lo que determina una fuerte caída para un famoso abogado que atrajo la atención nacional al destacarse como uno de los mayores críticos del presidente Donald Trump.

Los miembros del jurado en Manhattan encontraron a Avenatti culpable de los tres cargos criminales. El veredicto del viernes, tras un juicio de dos semanas, podría conllevar una larga pena de presidio para el abogado, quien se convirtió en una figura nacional al representar a la actriz de películas pornográficas Stormy Daniels en una demanda contra Trump.

Avenatti no mostró ninguna reacción cuando se leyó el veredicto. La sentencia se fijó para el 17 de junio.

El abogado de California fue acusado en marzo después de reunirse con abogados de Nike para discutir las reclamaciones de su cliente, un entrenador de baloncesto juvenil, de que la compañía sobornó a los mejores jugadores para asistir a universidades con equipos patrocinados por Nike. Estados Unidos dijo que amenazó con hacer públicos los reclamos si Nike no le pagaba hasta US$25 millones para investigar la presunta corrupción.

Avenatti afirmó que el caso fue una recompensa política por su enfrentamiento con Trump, aunque un juez le impidió avanzar esa teoría ante los miembros del jurado. También acusó a Nike de inventar el reclamo de extorsión para ganarse el favor de los fiscales que estaban investigando la misma conducta presunta.

Michael Avenatti. REUTERS/Carlo Allegri
Michael Avenatti. REUTERS/Carlo Allegri

El jurado de seis hombres y seis mujeres en Manhattan no aceptó la defensa de Avenatti que indicaba que simplemente había entablado negociaciones difíciles en nombre de un cliente que quería que “se enfrentara” a Nike.

Los problemas legales de Avenatti solo pueden aumentar. En abril volverá a ser juzgado por acusaciones de Nueva York de haber robado un anticipo del libro destinado a Daniels, quien lo despidió. Y en California, se le acusa de estafar a varios clientes y engañar al Servicio de Impuestos Internos.

En el caso de Nike, los fiscales dijeron que Avenatti hizo demandas a la compañía mientras representaba a Gary Franklin, un entrenador en California que afirmó tener amplias pruebas de que Nike había estado pagando sobornos en efectivo a los mejores jugadores de secundaria en 2016 y 2017.

Los fiscales federales en Manhattan comenzaron a investigar a Nike respecto a los pagos potencialmente ilícitos en 2017, cuando Adidas AG fue golpeado con un escándalo relacionado. Cuando Avenatti hizo su demanda, los abogados de Nike acudieron al gobierno para informar su conducta.

El juez limitó lo que Avenatti podía decirle al jurado. El juez de distrito de EE.UU. Paul Gardephe bloqueó de sus citaciones a empleados de Nike y dijo que la evidencia que Avenatti estaba buscando no era relevante para los cargos. Avenatti puede impugnar los dictámenes de Gardephe sobre su apelación.

(Por Erik Larson / Bloomberg)

MÁS SOBRE ESTE TEMAS: