Michael Avenatti, en las afueras de la Casa Blanca (Reuters)
Michael Avenatti, en las afueras de la Casa Blanca (Reuters)

Fiscales federales de Manhattan acusaron este lunes al abogado Michael Avenatti de intentar extorsionar a Nike por más de 20 millones de dólares.

Avenatti fue arrestado por el FBI en la mañana del lunes en Manhattan y deberá comparecer ante un tribunal en horas de la tarde.

De acuerdo con la denuncia penal, Avenatti tuvo un encuentro este mes de marzo con el abogado de Nike y amenazó a la compañía con divulgar información perjudicial a la compañía si Nike no le pagaba USD 20 millones, que se dividirían entre él y una persona cuyo nombre se ignora que también era parte de la conspiración. Avenatti también reclamó que se le pagara USD 1.5 millones a un individuo que decía representar.

"Le voy a sacar USD 10.000 millones del valor bursátil de su cliente… No estoy jodiendo", dijo Avenatti, siempre según su denuncia. "Y no voy a seguir jugando. Ustedes ya saben suficiente como para saber que tienen un serio problema", añadió.

El lunes temprano, el abogado twitteó: "Mañana a las 11 am, hora del este, tendremos una conferencia de prensa para revelar un escándalo de baloncesto en la escuela secundaria/universidad perpetrado por @Nike que hemos descubierto. Esta conducta criminal alcanza los niveles más altos de Nike e involucra a algunos de los nombres más importantes en el baloncesto universitario".

Fiscales federales de Los Angeles también presentarán caargo de fraude electrónico y fraude bancario contra Avenatti durante la tarde.

Avenatti es un prominente abogado cobró notoriedad por representar a la estrella porno Stormy Daniels en un caso civil contra el presidente Donald Trump.

Daniels emitió un comunicado en Twitter sobre Avenatti, diciendo que estaba "triste" pero no sorprendida por la noticia. "Tomé la decisión hace más de un mes de poner fin a los servicios de Michael después de descubrir que me había tratado de manera extremadamente deshonesta y que vendrían más anuncios", dijo.

El Departamento de Justicia dijo que, además del caso presentado en Nueva York, Avenatti fue arrestado "en virtud de una denuncia penal que alegaba que había malversado el dinero de un cliente para pagar sus propios gastos y deudas -así como los de su negocio de café y bufete de abogados- y también defraudó a un banco usando declaraciones de impuestos falsas para obtener millones de dólares en préstamos".

El anuncio del Departamento de Justicia dijo que si Avenatti era condenado por ambos cargos, podría enfrentar "una sentencia máxima legal de 50 años en una prisión federal".