El perro estuvo abordo del auto en moviendo por una hora, destruyendo a su paso el buzón de un vecino (Video: Twitter)

La tranquilidad habitual de un callejón sin salida en Port St. Lucie, Florida, al sur de Estados Unidos, se vio interrumpida por un perro que accionó la reversa de la palanca de cambios con una de sus patas en un auto encendido. Se mantuvo dando vueltas por una hora causando algunos destrozos.

El can iba a bordo de un Mercury Sable modelo 2003 color gris. Anne Sabol, una vecina del dueño del perro, se percató de lo ocurrido cuando llegó la policía y sus perros comenzaron a ladrar. Se asomó desde la ventana de su casa para ver qué sucedía y vio el vehículo moviéndose en pequeños círculos, pero no se explicaba quién conducía.

Al principio creyó que había alguien en el auto conduciendo en reversa para evitar recibir una multa de tránsito. “Me pareció ver a alguien retrocediendo, pero luego siguieron adelante, y yo grité ‘bueno, ¿qué están haciendo?’” dijo a las cámaras de televisión de CNN.

El auto siguió trazando círculos en el piso mientras giraba por la calle. Al no poder detener el vehículo, la policía tuvo que intervenir. Los agentes tampoco lograron hacer mucho, por lo que arribaron los bomberos. Todos observaban a la distancia cómo se movía el coche en reversa.

El perro movió la palanca de velocidades con sus patas y el auto iba en círculos en reversa (Foto: Captura de Pantalla)
El perro movió la palanca de velocidades con sus patas y el auto iba en círculos en reversa (Foto: Captura de Pantalla)

Intentaron abrir las puertas a través de un mando extra, pero la batería estaba agotada, de acuerdo con el informe policíal. Finalmente se detuvo gracias a que las autoridades se acercaron al vehículo e ingresaron el código de la llave en la puerta del conductor.

El dueño, que pidió permanecer en el anonimato, y los vecinos vieron bajar del asiento del conductor a un labrador retriever negro adulto. Fue hasta ese momento que Sabol se dio cuenta que era un perro quien iba detrás del volante. "Esto se está volviendo extraño”, dijo la mujer de 59 años.

El percance ocurrió este jueves por la mañana, la policía atendió el reporte a las 8:07 hora local. Durante el peculiar accidente quedó destrozado el buzón de una casa, pero nadie salió lastimado.

En un comunicado policial indicaron que el dueño de Max, nombre del perro, había dado un giro equivocado en la calle, así que se detuvo, bajó del auto y cerró la puerta tras él. Todavía no se ha aclarado si el can iba a bordo o se filtró al vehículo cuando su cuidador descendió.

El perro raza labrador se movía inquieto al interior del auto (Foto: Captura de Pantalla)
El perro raza labrador se movía inquieto al interior del auto (Foto: Captura de Pantalla)

Sabol tomó un video del incidente desde su casa, donde se puede ver al labrador moviéndose inquieto y pasando del asiento trasero al del conductor. La policía dijo a la cadena CNN que el dueño del perro había dejado el auto encendido en la calle cuando su mascota cambió la marcha y no detuvo el auto hasta después de una hora.

Sabol no percibió un ambiente de alarma cuando se percató del accidente, aún cuando el auto destrozó el buzón ni tampoco después, a la llegada de las autoridades.

Ningún vecino o animal resultó herido durante la conducción del can. El dueño se comprometió a reponer el buzón de su vecino que quedó hecho añicos. Los del percance quedaron sorprendidos, entre ellos Sabol por que el auto se había mantenido dando vueltas sin causar mayores destrozos. “Deberían darle una licencia a esa perro [..] Conduce mejor que la mayoría en Florida”, dijo la mujer.

MÁS SOBRE ESTE TEMA