Donald Trump junto a Recep Erdogan (AFP)
Donald Trump junto a Recep Erdogan (AFP)

El gobierno turco citó el domingo a un alto diplomático estadounidense para protestar después de que a la cuenta oficial de Twitter de la embajada de Estados Unidos le dio “Me Gusta” a un tuit que decía que Turquía debería prepararse para una era política sin el líder del partido nacional quien, según informes, está enfermo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores citó a Jeffrey M. Hovenier, encargado de negocios de la citada representación diplomática mientras está de viaje el embajador (David Satterfield), para expresarle su malestar por la actividad de la cuenta oficial de la embajada en Twitter, informa la agencia Anadolu, citando fuentes ministeriales. El Ministerio informó que el encargado de negocios de Estados Unidos fue convocado el domingo a pesar de una declaración de la embajada que decía que el “Me Gusta” que dio la embajada fue “por error” y se disculpó.

Muchos interpretaron el tuit como una sugerencia de que el líder nacionalista Devlet Bahceli podría morir pronto. El tuit fue publicado por un periodista que Ankara acusa de pertenecer a una red dirigida por un clérigo al que se culpa por un intento de golpe de estado en 2016.

El tuit provocó la ira del partido gobernante del presidente Recep Tayyip Erdogan y del partido de Bahceli, que son aliados. Varios oficiales de alto cargo turcos criticaron el gesto de la embajada, calificando a Babahan de “miembro fugado de la organización terrorista FETÖ”, la cofradía del predicador islamista exiliado Fethullah Gülen, a la que Ankara achaca el fallido golpe de Estado de 2016.

La embajada pidió disculpas en Twitter por la “confusión” causada por el “error” que calificó de lapso no intencionado, pero el Ministerio turco parece no haberse dado por satisfecho con la aclaración en la red.

“Dijeron que rectificaron, pero les hemos dicho que tras nuestras reacciones debe hacer una rectificación aún más clara”, dijo el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, a Anadolu.

Babahan, por su parte, aunque antiguamente compartía posiciones políticas con Erdogan y el movimiento de Gülen, negó en Twitter que formara parte de la red del predicador. “Aunque fuera musulmán, no sería de la cofradía, porque me gusta demasiado el vino y el jamón”, escribió el periodista en un mensaje tras difundir una foto de una copa de vino francés.

(Con información de EFE y AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: