La mirada de la activista ambiental sueca Greta Thunberg cuando Donald Trump ingresó a las Naciones Unidas para hablar con los periodistas (REUTERS / Andrew Hofstetter)
La mirada de la activista ambiental sueca Greta Thunberg cuando Donald Trump ingresó a las Naciones Unidas para hablar con los periodistas (REUTERS / Andrew Hofstetter)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se refirió este lunes al discurso de la activista sueca Greta Thunberg durante la cumbre de Acción Climática de la ONU.

"Parece una niña muy feliz que espera un futuro brillante y maravilloso. ¡Qué lindo verla!”, escribió el mandatario en un tuit junto a un video de la adolescente.

Varios usuarios interpretaron que el mensaje de Trump, un negador del cambio climático que ha anulado todas las principales regulaciones en su país destinadas a combatir el tema, fue sarcástico, ya que la adolescente estuvo durante casi todo su discurso con los ojos llorosos. Además, eligió responder a un tuit con las frases menos optimistas de la intervención de la activista.

“¿Cómo se atreven?”, lanzó indignada, tras acusar a los líderes de traicionar a su generación por su inacción para limitar el calentamiento del planeta.

“Han robado mis sueños y mi niñez con sus palabras huecas (...) Estamos en el comienzo de una extinción masiva, y de lo único que ustedes pueden hablar es de dinero y cuentos de hadas de crecimiento económico eterno", dijo.

El apasionado discurso de la adolescente de 16 años fue el momento determinante de la cumbre, convocada por el jefe de la ONU, Antonio Guterres, para revigorizar el Acuerdo de París sobre el clima.

La mirada de Greta Thunberg a Donald Trump #Mundo

(Video: la mirada de Greta Thunberg a Donald Trump en la ONU)

Por su parte Trump, que no tenía previsto asistir, hizo una aparición sorpresa, y se sentó unos minutos en la gran sala de la Asamblea General para escuchar los discursos de la canciller alemana, Angela Merkel, y del primer ministro indio, Narendra Modi, a quien aplaudió. En cuanto a la cumbre sobre el clima, comentó a los reporteros mientras salía: “Creo firmemente en el aire y agua limpia, y todos los países deberían reunirse y hacer eso, y deberían hacerlo por sí mismos. Es muy, muy importante”.

Después se dirigió a lo que consideró como el evento principal: una reunión sobre proteger la libertad de religión.

Cuando Thunberg llegó a Nueva York a fines de agosto, dijo que tenía pocas esperanzas de poder convencer al presidente para que tome medidas sobre la emergencia climática: “Digo 'escuche la ciencia’ “y obviamente él no hace eso. Si nadie ha sido capaz de convencerlo sobre la crisis climática y la urgencia, ¿por qué podría hacerlo yo?” ”, dijo.

Thunberg lidera una nueva ola de activismo por el cambio climático a través de unas huelgas escolares semanales llamadas “Viernes para el Futuro”, que comenzaron con sus protestas solitarias afuera del Parlamento sueco.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: