Martin Luther King pronuncia un discurso en el Soldier Field de Chicago, Illinoiis (Ted Williams/ Iconic Images/ Getty Images)
Martin Luther King pronuncia un discurso en el Soldier Field de Chicago, Illinoiis (Ted Williams/ Iconic Images/ Getty Images)

Martin Luther King es recordado como uno de los más grandes oradores de la historia mundial. Ganador del Premio Nobel de la Paz, su discurso "I have a dream" (Tengo un sueño) fue decisivo para el movimiento de derechos civiles estadounidense. Sin embargo, la reputación y su legado se enfrentan a lo que uno de sus biógrafos ha descrito como un "doloroso giro histórico", después de nuevas y sorprendentes revelaciones sobre las relaciones del clérigo con las mujeres.

David Garrow relató que el FBI hizo inteligencia sobre el activista de derechos civiles, e incluso llegó a esconder micrófonos en los lugares que solía frecuentar. J. Edgar Hoover, entonces director del organismo, ordenó la vigilancia de King con el objetivo de socavar su poder en medio del temor de que pudiera tener vínculos con el Partido Comunista. Ahora, el contenido de esas grabaciones secretas explotan en una nueva era, la del #MeToo.

En esta imagen de 1963 publicada por HBO, Martin Luther King recibe un beso de su esposa Coretta Scott King. La imagen aparece en el documental “King in the Wilderness” (Ivan Massar/ Take Stock/ The Image Works/ HBO vía AP)
En esta imagen de 1963 publicada por HBO, Martin Luther King recibe un beso de su esposa Coretta Scott King. La imagen aparece en el documental “King in the Wilderness” (Ivan Massar/ Take Stock/ The Image Works/ HBO vía AP)

Garrow, premio Pulitzer en 1987, detalla que las grabaciones del FBI fueron selladas durante 50 años por una orden judicial emitida en 1977 y que no estarán totalmente disponibles hasta 2027. Actualmente se encuentran en una bóveda del Archivo Nacional de Estados Unidos. De todas formas, el contenido -aunque no sea en su totalidad- comenzó a salir a la luz y revela un desconocido y voraz apetito sexual del pastor.

De hecho, en un incidente preocupante, los informes afirman que King presenció a gusto cómo un amigo violaba a una mujer en una habitación de hotel en Washington. De acuerdo con The Times, el episodio habría sucedido en el Willard Hotel, cerca de la Casa Blanca. Siguiendo los reportes del FBI, en la habitación estaba el líder religioso, su amigo el pastor Logan Kearse -fallecido en 1991- y un grupo de feligresas. Siempre de acuerdo con los expedientes del FBI, los hombres "evaluaron" a las mujeres presentes y discutieron sobre "quiénes serían adecuadas para actos sexuales naturales y no naturales". Cuando una de ellas protestó, Kearse "la violó de inmediato y con fuerza", delante de King, que "miró, rió y ofreció consejos" durante la violación.

Según el relato de Garrow, tampoco intervinieron los agentes del FBI que se encontraban en la habitación contigua escuchando todo el calvario de la mujer.

Al día siguiente, continúa detallando el informe del FBI, King y Kearse participaron en "una orgía" en la que se practicaron "actos de degeneración y depravación". En el documento se indica que una de las participantes protestó y que King le aconsejó que se quedara porque todo "ayudaría a su alma".

El líder de los derechos civiles Martin Luther KIng  saluda a sus seguidores el 28 de agosto de 1963 en el centro comercial de Washington DC (Monumento a Washington al fondo) durante la Marcha por Washington
El líder de los derechos civiles Martin Luther KIng  saluda a sus seguidores el 28 de agosto de 1963 en el centro comercial de Washington DC (Monumento a Washington al fondo) durante la Marcha por Washington

Los archivos secretos del FBI también señalan que King tuvo entre 40 y 50 relaciones extramatrimoniales. Su esposa Coretta, recuerda The Times, solía quejarse de que apenas estaba con ella e, incluso, decía que el pastor pasaba menos de 10 horas al mes en su casa.

Los reportes sugieren, de hecho, que King tuvo una hija extramatrimonial con una novia secreta en Los Ángeles. Tanto la madre como la supuesta hija están vivas, pero se negaron a hablar con Garrow.

El cuerpo de King fue fotografiado el 8 de abril de 1968, después de su asesinato en Memphis. Su esposa, Coretta, encabezó una marcha silenciosa de 50.000 personas por las calles de Memphis antes de proclamar un discurso televisado en su funeral (AP)
El cuerpo de King fue fotografiado el 8 de abril de 1968, después de su asesinato en Memphis. Su esposa, Coretta, encabezó una marcha silenciosa de 50.000 personas por las calles de Memphis antes de proclamar un discurso televisado en su funeral (AP)

Martin Luther King murió asesinado en Memphis en abril de 1968. Tenía 39 años. Ahora, con esta sórdida revelación, Garrow plantea la necesidad de repensar su legado.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: