El rostro  de Jamal Khashoggi en manos de un manifestante (Reuters)
El rostro  de Jamal Khashoggi en manos de un manifestante (Reuters)

Estados Unidos prohibió este lunes la entrada a su territorio a 16 ciudadanos sauditas por su papel en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, anunció el lunes el secretario de Estado, Mike Pompeo.

El anuncio se produce cuando la administración del presidente Donald Trump enfrenta la presión del Congreso por su respuesta al asesinato ocurrido en el consulado saudí en Estambul en octubre pasado, lo que provocó un escrutinio internacional sin precedentes sobre el historial de derechos humanos del reino.

El comunicado explicó que el Departamento de Estado tiene "información creíble" sobre la participación de estas personas en "groseras violaciones de derechos humanos". Por ello, queda prohibida su entrada a los Estados Unidos, veto que también aplica para su familia inmediata.

Entre los funcionarios y ciudadanos designados no figura ningún miembro de la corona real, aunque sí aparece Saud al-Qahtani, cercano asesor del príncipe heredero, Mohammad Bin Salman. El ex consejero, acusado también de torturas, fue despedido luego de ser sancionado por el Tesoro de los Estados Unidos por el asesinato de Khashoggi.

Con respecto a aquellas sanciones, decretadas en noviembre pasado, casi la totalidad de la lista es la misma, con la única excepción de Mohammed Alotaibi, quien era el cónsul general durante el asesinato del periodista.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: