El actual cierre de gobierno ya es el tercero más largo de la historia (Reuters/ Jim Young)
El actual cierre de gobierno ya es el tercero más largo de la historia (Reuters/ Jim Young)

El cierre del Gobierno federal se inició el pasado 22 de diciembre por la disputa entre el presidente Donald Trump y el Congreso sobre la aprobación de un presupuesto para construir un muro en la frontera entre México y los Estados Unidos.

En principio, el cierre de la Administración afecta a agencias de diez departamentos del Ejecutivo, incluyendo Transporte y Justicia, así como a decenas de parques nacionales. Sin embargo, sus efectos se hacen notar progresivamente, mientras se acaban los fondos de emergencia y los trabajadores buscan alternativas.

El shutdown perjudica a 800.000 de los 2,1 millones de trabajadores federales, que no cobrarán mientras se mantenga este impasse y están a expensas de la aprobación de un presupuesto.

Según los líderes demócratas, Donald Trump expresó en una reunión que el cierre de la Administración podría durar "meses o incluso años", pero la situación se prevé cada vez más insostenible.

Los pobres, víctimas colaterales

De continuar el cierre de Gobierno, crece la amenaza de tener a millones de personas bajo la línea de pobreza y a miles de familias desalojadas de sus hogares.

Las personas de menores ingresos son víctimas colaterales del cierre, que afecta al Departamento de Vivienda y Desarrollo (HUD, por sus siglas en inglés), la agencia responsable de la vivienda pública. El organismo, que apoya económicamente a miles de inquilinos, ha detenido sus funciones, por lo que pidió a 1.500 propietarios que no desalojen a aquellos que no puedan pagar el alquiler y usen, en cambio, sus ahorros.

Millones de estadounidenses reciben los cupones de alimentos, pero su entrega se vería comprometida en febrero (AP)
Millones de estadounidenses reciben los cupones de alimentos, pero su entrega se vería comprometida en febrero (AP)

En tanto, los cupones de alimento (food stamps) emitidos por el Departamento de Agricultura, para alimentar a 38 millones de personas, también podrían ser limitados a partir de febrero, ya que la financiación de emergencia cubriría menos de dos tercios de ese mes, según informaron los medios.

Las comunidades de nativos americanos también se ven afectadas por la falta de fondos para la Oficina de Asuntos Indígenas, que proporciona servicios básicos a casi dos millones de personas, según The New York Times.

Peligra la devolución de impuestos

El cierre parcial del Gobierno no podría haber llegado en peor momento para el Servicio Interno de Impuestos (IRS, por sus siglas en inglés). La temporada para presentar las declaraciones fiscales empezará pronto, y aunque los que le deben al gobierno federal probablemente tendrán que pagar a más tardar el 15 de abril, a las personas con saldo a favor les preocupa que los pagos se demoren si el cierre continúa.

Con cerca del 90% de su fuerza laboral con licencia forzada, el Servicio de Impuestos Internos se enfrentará pronto a una avalancha de papeles de los contribuyentes. Un retraso en los reembolsos podría tener un impacto tanto en el consumo de los hogares como en la economía de los Estados Unidos.

Russell Vought, director interino de la oficina presupuestal de la Casa Blanca, dijo que se modificarán las reglas para permitir los pagos. Ya está disponible una "partida indefinida" para las devoluciones, que se pagarán normalmente, agregó.

Caos en los parques nacionales

La falta de personal en Yosemite y otros parques naturales de los EEUU a causa del cierre parcial del Gobierno ha hecho que las letrinas lleven días sin limpiarse y que las heces humanas se acumulen y extiendan por otras zonas, por lo que el Servicio Nacional de Parques cerró varias zonas de acampada.

Voluntarios se ofrecieron para limpiar áreas públicas en zonas urbanas, pero la escena es distinta en los Parques Nacionales, que quedaron sin supervisión (Reuters)
Voluntarios se ofrecieron para limpiar áreas públicas en zonas urbanas, pero la escena es distinta en los Parques Nacionales, que quedaron sin supervisión (Reuters)

Los responsables forestales también alertaron de que, dada la ausencia de guardas, hay vehículos que se están adentrando en zonas en las que no está permitido el tráfico, y que se vive una sensación generalizada de "barra libre" en la que los visitantes no respetan las normas.

En tanto, los famosos museos Smithsonian y el Zoológico Nacional en Washington se cerraron al público el 2 de enero debido a la falta de fondos, aunque algunos empleados todavía están alimentando a los animales.

Control en la frontera

Mientras la atención se divide entre la Casa Blanca y los líderes demócratas, expertos han advertido a medios locales sobre la situación de los agentes de la Patrulla Fronteriza y de seguridad de los aeropuertos que deben trabajar sin recibir remuneración.

Un informe de CNN advirtió que centenares de trabajadores de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) han informado en sus trabajos de su ausencia por enfermedad. Según explicó un vocero del organismo, que admitió un aumento en las ausencias, algunos casos se deben a que los empleados no pueden pagar el cuidado de sus niños. Por su parte, otros agentes optan por dedicar su tiempo a otro trabajo temporal por el que sí puedan cobrar.

Aeropuertos reportan una menor presencia de empleados de control, lo que inevitablemente alarga las filas de espera de los pasajeros (Reuters)
Aeropuertos reportan una menor presencia de empleados de control, lo que inevitablemente alarga las filas de espera de los pasajeros (Reuters)

De todas formas, pese a las preocupaciones, un vocero del Departamento de Seguridad Nacional descartó que las operaciones de seguridad en los aeropuertos se hayan visto afectadas.

El panorama de incertidumbre es similar en otros escenarios. Agentes de la Patrulla Fronteriza dedicados a custodiar la frontera suroeste y de inmigración están trabajando sin recibir su pago, lo que, irónicamente, afecta la principal preocupación de Donald Trump y su retórica nacionalista.

Software, datos y el Servicio Meteorológico

A su vez, E-Verify, el sistema consultado por numerosas empresas para evitar contratar a indocumentados, no está disponible, al tiempo que la lista de funciones en suspenso aumenta con el paso de los días y también abarca la no publicación de datos agrícolas.

Aunque el Servicio Meteorológico permanece abierto, las operaciones son reducidas y la falta de pago a sus empleados tiene consecuencias. Los modelos no están siendo mantenidos o mejorados y varios turnos (especialmente los más sacrificados, ya que se necesita personal las 24 horas) ha visto bajas que pueden reducir la precisión de los pronósticos del clima.

Impacto en los tribunales

Los tribunales encargados de tratar casos de inmigración, que ya tienen más de un millón de casos pendientes, se vieron impactados por el cierre. Mientras que 400 jueces especializados continúan revisando los archivos de los migrantes detenidos, todas las demás audiencias fueron suspendidas y los funcionarios judiciales no están trabajando.

Bajo este escenario, Miguel Ramírez Valiente, un inmigrante salvadoreño, decidió ingresar con su familia a una iglesia para usarla como un refugio "santuario", ya que la Corte de Inmigración en Denver que debe revisar su caso permanece cerrada. Los casos como este podrían multiplicarse, ante los migrantes que no pueden avanzar sus procesos de regularización.

(Con información de AP, EFE y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: