Robert Bowers, identificado por las autoridades como el autor de la matanza de este sábado en una sinagoga de Pittsburg (Pensilvania, EE.UU.), es un usuario asiduo de redes sociales de supremacistas blancos, en donde dejó entrever sus intenciones en un mensaje publicado horas antes de la masacre: "Que se jodan. Voy a hacerlo".

Bowers, de 46 años de edad y residente de Pittsburgh, sembró este sábado el pánico en la sinagoga de la Congregación del Árbol de la Vida cuando, en torno a las 10:00 hora local (14:00 GMT), abrió fuego de manera indiscriminada al tiempo que gritaba: "Todos los judíos deben morir", según testigos.

Al llegar las autoridades, Bowers, que estaba armado con un fusil semiautomático y varias pistolas, abrió fuego contra los agentes y se atrincheró en el templo, haciendo temer una situación con rehenes.

Sin embargo, minutos después, el director de los Servicios de Seguridad de Pittsburg, Wendell Hissrich, anunció que el atacante se encontraba bajo custodia policial y que había sido trasladado a un hospital para recibir tratamiento médico.

Según Hissrich, once personas fallecieron durante el ataque y otras seis resultaron heridas, sin incluir al agresor.

Aunque aún se desconocen los motivos que llevaron a Bowers a perpetrar el ataque, sus mensajes en la red social Gab, muy popular entre los grupos supremacistas del país, hacen sospechar que se trata de una agresión antisemita.

De hecho, esta misma mañana, el atacante publicó un mensaje, que ya ha sido borrado por la compañía, en el que decía: "No puedo sentarme a ver cómo mi gente es aniquilada. Que se jodan. Voy a hacerlo".

(@meganguzaTrib)
(@meganguzaTrib)

Bowers era asiduo a difundir imágenes de sus armas y de sus prácticas de tiro en la red social.

El presidente de EEUU, Donald Trump, declaró que "definitivamente" parece tratarse de un "crimen antisemita", al lamentar "estas cosas sigan pasando".

El agente especial del FBI Bob Jones pidió "paciencia" mientras se investiga "esta acción odiosa" y aseguró que las autoridades inspeccionarán minuciosamente la vivienda, el auto y las redes sociales de Bowers.

La sinagoga Tree of Life Congregation en la avenida Wilkins de Pittsburgh
La sinagoga Tree of Life Congregation en la avenida Wilkins de Pittsburgh

Incremento del antisemitismo

Michael Eisenberg, ex presidente de la sinagoga Árbol de la Vida, le dijo a CNN que la puerta del templo suele estar abierta los sábados, con los servicios religiosos en marcha, y que la policía solo se despliega en los días santos, las fiestas religiosas judías anuales más sagradas.

También afirmó que la seguridad fue una "gran preocupación" durante su mandato como presidente y que hubo entrenamientos sobre tiroteos por "si sucedía algo horrible como esto".

Si bien no se ha confirmado el motivo del tiroteo, el antisemitismo y los delitos de odio han aumentado en Estados Unidos en los últimos años.

El viernes, Jonathan Greenblatt, director nacional de la Liga Antidifamación (ADL), publicó un artículo de opinión en el periódico Washington Post denunciando un aumento del antisemitismo en los campus universitarios.

Esos episodios se multiplicaron el año pasado, reflejando un incremento en el antisemitismo en todo el país, cuando los incidentes aumentaron 57%, pasando de 1.256 a 1.986, según la ADL.

Squirrel Hill ha sido históricamente el centro de la vida judía en Pittsburgh y alberga al 26% de todas las familias judías del área, según un estudio de la Universidad de Brandeis.

Según ese estudio de 2017, más del 80% de los residentes del vecindario dijeron que tenían alguna preocupación o estaban muy preocupados por el aumento del antisemitismo.

La congregación Árbol de la Vida se fundó hace más de 150 años y en 2010 se fusionó con Or L'Simcha.

Con información de AFP y EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: