El presidente Donald Trump el día en que presentó la nominación de Kavanaugh (Reuters)
El presidente Donald Trump el día en que presentó la nominación de Kavanaugh (Reuters)

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, celebró el sábado la confirmación del Senado de su candidato para la Corte Suprema de Justicia, Brett Kavanaugh.

Se trata de un importante triunfo político del mandatario, que contará a partir de ahora con un máximo tribunal más afín a su orientación.

En su cuenta de Twitter, Trump agregó que el mismo sábado más tarde firmaría su nombramiento, con lo que su "gran nominado" quedaría oficialmente juramentado. "¡Muy entusiasmado!", agregó el mandatario.

La votación del Senado terminó 50 a favor y 48 en contra de Kavanaugh (53 años), en medio de protestas de mujeres en las puertas del Capitolio. Con la excepción del senador demócrata Joe Manchin, los bloques se definieron de forma partidista, con los republicanos en apoyo, y los demócratas rechazando su confirmación.

Pese a que su nominación había quedado envuelta en una polémica que duró varias semanas debido a tres denuncias por acoso sexual en su contra, Trump había insistido en reiteradas oportunidades con su apoyo al magistrado.

Brett Kavanaugh
Brett Kavanaugh

Con su juramento en la tarde del sábado, Kavanaugh se incorpora a la jurisdicción de mayor rango de Estados Unidos, que verifica la constitucionalidad de las leyes y arbitra en los conflictos más espinosos de la sociedad, como el aborto o la pena de muerte.

El desembarco en la Suprema Corte de este conservador colocará a los jueces progresistas en minoría -cuatro de nueve- probablemente por varias décadas.

Los demócratas y los defensores de los derechos civiles se movilizaron desde la nominación de Kavanaugh en julio para intentar evitar su confirmación, con campañas y manifestaciones orientadas a cambiar el voto de los republicanos moderados.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: