El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo en la noche del miércoles que estaba "limpiando el pantano" y que "el pantano se estaba defendiendo", en referencia a la polémica carta en la que un funcionario crítico dentro de su gobierna revela la existencia de una "resistencia" en contra del republicano.

Publicada el miércoles por el periódico The New York Times, la misiva escrita por un alto funcionario anónimo da cuenta de la presunta actuación de una red de colaboradores de Trump empecinados en moderar y limitar ciertas actitudes del presidente "perjudiciales para la salud de la república", al mismo tiempo buscando el éxito de su administración.

Casi inmediatamente después de la publicación, Trump cargó contra The New York Times, medio al que llamó "decadente" por su postura crítica contra la administración y por el uso de fuentes anónimas, y acusó de traición al funcionario desde su cuenta de Twitter, pero horas después llegó una respuesta más extensa.

"Estoy drenando el pantano, y el pantano se está defendiendo. No se preocupen, ¡vamos a ganar!", indicó, en referencia a una de las consignas más populares de su gobierno.

"Drain the swamp" (Drenar el pantano) se convirtió durante estos primeros años de la administración Trump en un canto de batalla entre sus seguidores más acérrimos, y apunta contra lo que magnate ve como corrupción, falta de transparencia y prácticas enquistadas dentro de la institucionalidad estadounidense y el modelo bipartidario entre republicanos y demócratas. Ha tenido, de esta manera, una gran aceptación entre los sectores más antisistema del electorado.

En un segundo tuit, Trump también se preguntó si el funcionario anónimo en cuestión realmente existía, criticando nuevamente al New York Times por el presunto uso una fuente falsa, la última de una serie de acusaciones fuertes y sin pruebas que el republicano ha lanzado contra los medios de comunicación.

Pero en la misma declaración el presidente lanzó un polémico pedido: "Si la cobarde persona anónima realmente existe, ¡entonces el New York Times debe, por razones de seguridad nacional, entregar a él o ella al gobierno de inmediato!".

Horas después, Trump también hizo referencia a las negociaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte para la desnuclearización del régimen, que tras importantes avances a comienzos de años parece haberse estancado, y fueron mencionadas en la carta anónima.

"Kim Jong-un [líder de Corea del Norte] proclama su 'inquebrantable fe en el presidente Trump'. Gracias presidente Kim. ¡Lo lograremos juntos!", escribió.

El presidente republicano se enfrenta a elecciones legislativas en noviembre (Reuters)
El presidente republicano se enfrenta a elecciones legislativas en noviembre (Reuters)

La aprobación de la administración Trump sigue por encima del 41% de la población, un valor relativamente alto en el cual el magnate aún puede apoyarse, aunque también la opinión desfavorable se mantiene alta y por encima del 50% de los estadounidenses, de acuerdo a un promedio de revelamientos de la consultoras YouGov, Galup, Ipsos, Rasmussen y Selzer.

Se trata de valores polarizados y similares a los de su predecesor, Barack Obama, al final de su gestión de ocho años aunque sensiblemente inferiores a los experimentados por el demócrata en los inicios de su gobierno.

Pero el actual presidente tiene la oportunidad de poner a prueba realmente estas valoraciones en noviembre, cuando se celebren las elecciones legislativas de medio término en Estados Unidos para renovar tanto la Cámara de Representantes como el Senado, una disputa electoral que se anticipa muy dura.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: