Kerstin Peter Leitner y Molly Tobin lo encontraron sangrando en la arena de una playa de Cape Cod, el mismo sitio donde se filmó el clásico "Tiburón", y la víctima les dijo que uno lo había atacado mientras él nadaba a pocos metros de la orilla.

Pero como si se tratara de la época en la que se rodó la película, se encontraron con una limitación inesperada: no tenían comunicación celular. La primera reacción común en estos casos es llamar de inmediato al número de emergencia. Pero no era posible, porque el área no tiene cobertura.

Pero después de todo tuvo suerte.  Porque las dos mujeres que encontraron allí a William Lytton, de 61 años, residente en Scarsdale, Nueva York, son enfermeras recién graduadas del Boston College, según reporta el Canal WCVB 5 local.

Kerstin Peter Leitner y Molly Tobin, enfemeras recién graduadas del Boston College, entrevistadas aquí por el Canal WCVB 5, fueron las que encontraron a la víctima del ataque de tiburón.
Kerstin Peter Leitner y Molly Tobin, enfemeras recién graduadas del Boston College, entrevistadas aquí por el Canal WCVB 5, fueron las que encontraron a la víctima del ataque de tiburón.

De acuerdo con Kerstin y Molly, el hombre tenía una herida en la parte baja de su pierna izquierda.  Reunieron la mayor cantidad de toallas posibles, le presionaron la herida y alguien fue a una casa cercana para llamar al 911.

Mientras tanto, un grupo de personas improvisaron algo parecido a una hamaca y cargaron a Lytton por la empinada cuesta de arena de la playa de Long Nook, en Truro, Massachussets, hasta donde llegarían los paramédicos.

Lo atendieron y fue trasladado en helicóptero al Centro Médico Tufts, en Boston, con heridas en toda la pierna izquierda y la cadera.  Permanecía en condición seria.

Se cree que el hombre fue víctima del ataque de un tiburón blanco.  En ese caso, sería la primera persona que sobrevive uno de esos ataques en los últimos seis años en Massachusetts, según el Canal WCVB 5.  En 2012, un hombre de Colorado sufrió una mordida en la cercana playa de Ballston y hubo que darle 47 puntos de sutura.

La zona suele estar habitada por focas, que son la comida preferida del tiburón blanco.  Algunos testigos le dijeron a Fox News que habían visto focas en los alrededores antes de que Lytton saliera del agua y cayera en la arena sangrando.

Fox cita también al Acuario Nacional de Baltimore, según el cual las probabilidades matemáticas de que una persona muera víctima de un ataque de tiburón son de una en tres millones setecientas mil.