Joshua Holt, el estadounidense que estuvo encarcelado en Venezuela durante casi dos años, regresó este sábado a su país natal. El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, informó que el hombre oriundo de Utah y su esposa Thamara Caleño llegaron en avión al Aeropuerto Internacional Washington Dulles desde Caracas.

El presidente Donald Trump y varios de sus familiares los recibieron en la Casa Blanca. "Les damos la bienvenida a casa", declaró el mandatario.

El régimen de Nicolás Maduro liberó a Holt y a su esposa venezolana este sábado por la mañana luego de conversaciones de alto nivel entre el mandatario chavista y el senador republicano Bob Corker.

Trump recibió a Holt en la Casa Blanca
Trump recibió a Holt en la Casa Blanca

Joshua y Thamara estuvieron presos en Caracas durante casi dos años por cargos de posesión de armas que la Casa Blanca considera falsos. 

"En efecto el poder judicial dio el correspondiente beneficio de libertad plena a estos dos ciudadanos que a esta hora ya se encuentran volando hacia los EEUU", anunció este sábado por la tarde el ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, en una breve declaración transmitida por el canal estatal VTV.

Poco después comenzaron a circular fotografías de la familia Holt en el aeropuerto de Caracas e incluso un video donde se los ve acompañados por el senador Bob Corker, que dialogó con Maduro en Caracas sobre su caso.

Familiares y el senador Orrin Hatch recibieron a Holt y su esposa cuando aterrizaron en Washington

Josh Holt con su esposa
Josh Holt con su esposa

Holt viajó a Venezuela en junio de 2016 para casarse con la venezolana Thamara y fue detenido dos semanas después de su boda tras una redada en la que las autoridades dijeron haber encontrado rifles y munición, una granada y mapas detallados de Caracas.

Desde entonces estuvo recluido en la sede de los Servicios Bolivarianos de Inteligencia, donde la semana pasada hubo un motín que activó de nuevo los reclamos por parte de funcionarios estadounidenses en Caracas.

Según las autoridades estadounidenses, Holt estaba encarcelado pese a no tener cargos formales en su contra.

El senador estadounidense Marco Rubio, feroz opositor del gobierno de Maduro, dijo estar "muy feliz" por lo ocurrido con Holt pero advirtió que esto no modificará la política de sanciones de Washington hacia Caracas. "El regreso del rehén #JoshHolt es una gran noticia. Muy feliz por su familia Pero lamentablemente 32 millones de personas siguen siendo rehenes de @NicolasMaduro. El único "gesto de buena voluntad" que levantará las sanciones es el retorno de la democracia", escribió en su cuenta de Twitter.

El asesor de seguridad nacional para asuntos latinoamericanos de Trump, Juan Cruz, dijo el viernes que Washington planea más sanciones a funcionarios venezolanos, pero buscará ser "muy cuidadoso" para evitar agravar la crisis económica y social en que está sumido el país.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: