El equipo del restaurante Boka con el misterioso “Mike” (Boka)
El equipo del restaurante Boka con el misterioso “Mike” (Boka)

Una propina razonable para la mayoría de las personas en los Estados Unidos es el 20% del total de la cuenta, pero el domingo a la noche, un cliente decidió dejar una gratificación del 260% en un restaurante de Chicago.

El restaurante anunció el lunes que el generoso cliente, que se identificó solo como "Mike, quien estaba de visita desde Seattle", dejó una propina de 2.000 dólares por una cuenta de 759 dólares.

Después de dejar una propina inicial de 300 dólares, el cliente fue a la cocina y ahí le dio 100 dólares a cada uno de los 17 integrantes del equipo, dijo el restaurante.

El restaurante Boka se describe como un sitio exclusivo que sirve comida estadounidense de temporada y tiene una estrella Michelin.

"Fue increíble que eso haya pasado inesperadamente y de manera fortuita, y que alguien muestre tanto aprecio" dijo al periódico Chicago Tribune Jon Leopold, gerente general del establecimiento.

"Esto no solo se trata de dinero, sino de tomarse tiempo con la gente en la cocina".

El momento fue perfecto para el restaurante, nominado por su servicio para el prestigioso Premio James Beard, cuyo ganador se conocerá el 7 de mayo en Chicago.

(Con información de AFP)