Sin dudas, uno de los mejores nocauts del 2018 tuvo lugar este fin de semana en una de las peleas de antesala al combate entre Dillian Whyte y Joseph Parker en Londres, por el título vacante de la WBO.

La pelea en cuestión fue protagonizada por los británicos Dave Allen y Nick Webb y terminó con victoria en el cuarto asalto para el primero de ellos gracias a un sensacional golpe.

Un puñetazo al mentón fue suficiente para que Webb caiga rendido y quede enganchado entre las cuerdas. La imagen del boxeador de los pesos pesados buscando aire en el ring, sin tocar el rostro con la lona, es simplemente magnífica.

(Getty)
(Getty)

En la previa se esperaba un final de estas características, aunque los analistas creían que Allen no lograría noquear a su rival en los primeros rounds, como finalmente sucedió.

De esta manera, el británico de 26 años nacido en Yorkshire queda con un récord de 14 victorias, 11 por nocaut, y cuatro derrotas.

(Getty)
(Getty)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: