France head coach Didier Deschamps celebrates at the end of the semifinal match between France and Belgium at the 2018 soccer World Cup in the St. Petersburg Stadium in St. Petersburg, Russia, Tuesday, July 10, 2018. (AP Photo/Pavel Golovkin)
France head coach Didier Deschamps celebrates at the end of the semifinal match between France and Belgium at the 2018 soccer World Cup in the St. Petersburg Stadium in St. Petersburg, Russia, Tuesday, July 10, 2018. (AP Photo/Pavel Golovkin)

Francia se consagró campeón del Mundial de Rusia 2018. El gran artífice de la espectacular campaña del elenco galo fue su entrenador, Didier Deschamps, quien alcanzó una marca para el recuerdo: es el tercero en la historia en coronarse como jugador y como director técnico.

Hasta el momento, solo el brasileño Mario Zagallo y el alemán Franz Beckenbauer habían conseguido ese mérito.

Deschamps había sido el capitán de aquel equipo que se consagró como local en el Mundial de Francia 1998. Su presencia había sido determinante para la gesta de ese plantel que le dio a su país la primera Copa de su historia.

Esta vez, "DD" estuvo del otro lado de la línea de cal. Como entrenador (cargo que detenta desde 2012), apostó a un equipo que mezcló experimentadas figuras con jóvenes talentos y ganó. Protagonizó una espectacular campaña y se llevó el premio mayor.

(Reuters)
(Reuters)

En el caso de Zagallo, fue campeón como jugador en los Mundiales de 1958 y 1962, para luego consagrarse como entrenador en 1970. Benckenbauer, en tanto, se coronó como futbolista en 1974 y fue el DT ganador en 1990.

En Rusia, fue el turno para Deschamps de anotar su nombre es una de las páginas más gloriosas de la historia del fútbol.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: