El mensaje de una figura del fútbol brasileño a Simone Biles tras su retiro de Tokio: “No dejes que la gente te crucifique”

Adriano, una de las figuras que pasó por el Scratch, le dedicó unas sentidas palabras a la estrella estadounidense. “Sé por lo que estás pasando, yo pasé por una situación así y hasta hoy me siguen cuestionando”, dijo el delantero

Simone Biles no tuvo su mejor experiencia en Tokio. Foto: REUTERS/Mike Blake/File Photo
Simone Biles no tuvo su mejor experiencia en Tokio. Foto: REUTERS/Mike Blake/File Photo

Con el poder de las redes sociales, un tweet es más que una simple publicación. Es un pensamiento, una sensación. Y Simone Biles no dudó en compartir uno que probablemente refleje todo lo que pasa por su mente y su corazón en este turbulento inicio que ha tenido en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Un mensaje que apunta a los abusos, la presión y las críticas que ha soportado antes del evento.

La gimnasta de 24 años, máxima estrella de los Estados Unidos, ha difundido con un retweet que habla sobre su decisión de bajarse de las primeras finales a la que había clasificado para preservar su salud mental. Es una carta que publicó el actor y ex luchador profesional Brandon Marino, quien escribió “De una amiga gimnasta sobre Simone Biles” porque la autora es una joven entrenadora llamada Andrea Orris.

En el escrito que hizo Andrea se señalan varios de los traumas emocionales que Simone Biles ha enfrentado desde que comenzó esa trayectoria que la convirtió en una estrella mundial del deporte olímpico.

“Estamos hablando de la misma niña que fue abusada sexualmente por el ‘doctor’ de su equipo, que ganó el título del Campeonato Mundial mientras sufría por una piedra renal, que sometió su cuerpo a un año adicional de entrenamiento por la pandemia”, comienza el texto de Andrea, que señala que Biles también podría estar enfrentando en privado innumerables obstáculos en este momento. “Todo esto mientras mantiene sus responsabilidades con sus acuerdos de patrocinio, los medios de comunicación, las relaciones personales”, argumentó.

Sobre las criticadas actuaciones de Simone Biles y sus saltos con caídas defectuosas, la carta enfatiza que ella corría mucho riesgo de salir lastimada: “Podría haber resultado gravemente herida al perderse en el aire de esa manera, y el hecho de que aterrizó sobre sus pies muestra que su experiencia es increíble. Un movimiento en falso muy pequeño, pueden ocasionar lesiones potencialmente mortales”.

En la actualidad, Adriano vive en un hotel en Rio a la espera de comprar su nueva casa (@adrianoimperador)
En la actualidad, Adriano vive en un hotel en Rio a la espera de comprar su nueva casa (@adrianoimperador)

En este contexto, el delantero brasileño Adriano le dedicó una sentidas palabras a la estrella internacional, al asegurar que vivió una situación similar. “Sé exactamente lo que está pasando y no dejes que la gente te crucifique ¡Sé feliz y cuida tu cabeza! Pasé por esto y hasta hoy me cuestionan. Que Dios perdone a estas malas personas”, redactó el delantero en su cuenta oficial de Twitter.

La figura de Adriano Leite Ribeiro se caracterizó a lo largo de su carrera profesional por ser un temible delantero que destruía defensas a placer en cada encuentro que disputaba. Pero cuando estaba en la cima del mundo, tocó fondo y la prensa comenzó a crear rumores sobre sus escapadas a la favela donde nació. “Dijeron que desaparecí. ‘Adriano corrió de los millones’, ‘Adriano está en las drogas’, ‘Adriano desapareció en la favela’. ¿Saben cuántas veces leí esos títulos?”, había revelado el futbolista en una de sus últimas entrevistas.

“No gané un Mundial. No gané una Copa Libertadores ¿Pero saben qué? Gané en todo lo demás. Tuve una vida increíble. Fui muy orgulloso de ser el Emperador. Pero sin Adriano, el Emperador es inútil. Adriano no usa corona, es un chico de los angostos callejones que fue tocado por Dios ¿Me entienden ahora? Adriano no desapareció, sólo se fue a casa”, fue otras de las frases reveladoras que que deslizó cuando hizo un análisis de su carrera.

Con el retiro del nadador estadounidense Michael Phelps y la del velocista jamaiquino Usain Bolt, Biles llegó a Tokio como la principal figura del mundo olímpico. Sobre todo después de lo que fue su gran debut en Río 2016 donde cosechó cuatro medallas doradas entre la competencia por equipos, el individual all around, salto y suelo. Además, se apoderó de la de bronce en viga.

Ya no confío tanto en mí misma. Quizás esté envejeciendo. Hubo un par de días en que todo el mundo te tuitea y sientes el peso del mundo. No somos solo atletas. Somos personas al final del día y, a veces, simplemente tienes que dar un paso atrás. No quería salir y hacer algo estúpido y lastimarme. Siento que muchos atletas que han hablado realmente han ayudado. Es tan grande, son los Juegos Olímpicos. Al final del día no queremos que nos saquen de allí en una camilla”, explicó Simone en unas declaraciones que dieron la vuelta al planeta.

SEGUIR LEYENDO