La furia de Xavi tras la eliminación en la Champions League: “Me voy cabreado porque el Barcelona no se merece esto”

El técnico del conjunto catalán no tuvo reparos en manifestar su malestar por la producción de su equipo frente al Bayern Múnich. “Hoy no competimos”, dijo el DT

*Las mejores acciones de la goleada que sufrió el Barcelona ante el Bayern Múnich

El Barcelona hizo historia. Pero de la que jamás quería volver a repetir. Es que el conjunto Culé volvió a ser humillado por el Bayern Múnich en el Allianz Arena y se despidió de la Champions League en la fase de grupos. Un hecho que no sucedía desde la temporada 2000/01. El Blaugrana volvió a sufrir la prematura eliminación del torneo más codiciado de Europa después de 21 años.

Apenas concluyó el duelo en Baviera, el entrenador del elenco catalán, Xavi Hernández, no pudo ocultar su fastidio por la pobre producción que demostró su equipo en el terreno de juego. “Me voy cabreado porque el Barcelona no se merece esto”, lanzó ante los micrófonos luego de la dolorosa caída. Además, el ex volante aseguró que “hoy empieza una nueva etapa” para el club que ahora deberá apuntar sus cañones hacia la Europa League.

La palabra fracaso no me gusta. Quien lo intenta nunca fracasa. Podemos hablar de decepción o resignación. Vamos a trabajar muy duro para poner al Barça donde se merece, se lo he dicho a los jugadores”, continuó el estratega en declaraciones brindadas a Movistar+. “Ahora la Europa League es la realidad y hay que competir, porque el objetivo del Barça es ganar todos los partidos y hoy no competimos”, sentenció.

Hacía más de dos décadas que el Culé no caía eliminado en la fase de grupos. La última vez había sido en la temporada 2000-2001, cuando los azulgranas habían terminado terceros en la zona H detrás del Milan de Italia y el Leeds de Inglaterra.

De las 30 ediciones desde la primera vez que el Barça alzó con el trofeo en 1992, el Blaugrana ha disputado 27 y ha llegado a los octavos de final en 24 ocasiones (eliminado en la primera fase en 1997-1998, 1998-1999 y 2000-2001). Y tras otras cuatro Orejonas concentradas entre 2006 y 2015, cuando el juego tenía el sello del legendario Pep Guardiola, el club no ha hecho más que ir para atrás en estos cuatro últimos años: en 2019, los catalanes habían alcanzado las semifinales. El año siguiente los cuartos, la pasada campaña cayeron en octavos ante el PSG. Y este año no han pasado de la fase de grupos.

Fue un golpe previsible. Tras un inicio de temporada catastrófico en la competición internacional (derrotas 0-3 contra el Bayern en el Camp Nou y 3-0 en Lisboa con el Benfica), la misión era casi imposible frente al poderoso elenco germano, que no ha perdido en su terreno en la fase de grupos de Champions desde hace ocho años.

Además, esta prematura eliminación afectará también a las cuentas de la institución, que ya atraviesa grandes dificultades financieras. El Barcelona no cobrará los 9,6 millones de euros (10,8 millones de dólares) pagados a los clasificados para octavos de final, ni los 10,6 millones de euros (12 millones de euros) que cobran los que llegan a la fase de los ocho mejores. Y estos 20,2 millones de euros habían sido previstos en el presupuesto de la temporada actual...

El club cuenta con una deuda de más de 1.000 millones de euros (más de 1.134 millones de dólares), que cerró el ejercicio 2020-2021 con unas pérdidas de 481 millones de euros (558 millones de dólares) y que, antes de esta eliminación, había previsto cerrar la actual temporada con unas ganancias de apenas 5 millones de euros (5,6 millones de dólares).

En tanto que el Barça acaba de lanzar su proyecto de renovación del Camp Nou y sus alrededores. Las obras deberían comenzar a mediados de 2022 para terminar a finales de 2025, y el club se dispone de un préstamo por 1.500 millones de euros (1.701 millones de dólares) para ello. La política del endeudamiento, la falta de resultados deportivos y la crisis constante hacen que sea difícil verla luz al final del túnel.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR