El futbolista ya conoce su futuro pero no reveló su destino (Reuters)
El futbolista ya conoce su futuro pero no reveló su destino (Reuters)

A pesar que el mercado de fichajes en Europa todavía sigue abierto, la novela de la salida de Antoine Griezmann del Atlético Madrid sumó un nuevo capítulo, ya que el futbolista todavía no se presentó a la pretemporada que conduce Diego Simeone y todavía no firmó con el Barcelona de Lionel Messi.

Al parecer, este viernes será un día decisivo para el futuro del delantero que se consagró campeón del mundo con Francia en Rusia 2018. A la espera de ver si el conjunto blaugrana hará efectiva la cláusula de rescisión de 120 millones de euros, la dirigencia del Colchonero le dio un ultimátum al ex número 7 del equipo: mañana (12 de julio) debería presentarse al entrenamiento, ya que se cumplen 30 días de la última vez que Griezmann saltó a la cancha -fue con su selección en un partido ante Andorra por las eliminatorias para el Eurocopa 2020-.

A pesar que el pasado 15 de mayo el futbolista francés anunció a través de sus redes sociales que se iba a ir del Atlético Madrid, finalmente no lo contrató ningún club. Por ende, tuvo que haberse presentado a entrenar con el equipo hace ya cinco días, plazo que el Atleti le dio a los jugadores que siguieron en actividad con sus selecciones luego del final de la liga española. Más allá del tiempo que le concedió el Atleti, Griezmann aprovechó un derecho legal que establece que los futbolistas pueden gozar de 30 días de vacaciones para ausentarse de la pretemporada.

Según indicó el diario AS, de España, hace varios días hubo un encuentro entre Grau y Gil Marín, los directores deportivos de ambos equipos, pero no llegaron a un acuerdo en la forma de pago de la ficha del futbolista.

Horas después de la reunión, el club madridista publicó un duro comunicado en el que dejaron clara su postura sobre el deseo de irse de Griezmann y la actitud que tomó el equipo culé. "Tanto el Fútbol Club Barcelona como el jugador han faltado al respeto al Atlético de Madrid y a todos sus aficionados", citó el escrito.

Más allá de la situación que atraviesa con la institución donde jugó desde 2014, el francés tendría todo arreglado para sumarse al Barcelona, que en las próximas horas o a más tardar el lunes, haría efectivo el pago de la cláusula.

El francés podría jugar con Messi (Reuters)
El francés podría jugar con Messi (Reuters)

Además de trabajar en la operatoria para abonar los más de 100 millones de euros, la dirigencia que encabeza Josep Maria Bartomeu estaría analizando presentar a Griezmann sólo ante la prensa, sin contar con la presencia de socios o aficionados del equipo en el Camp Nou. ¿Qué motivaría esta decisión? Los hinchas del Barça quedaron desencantados con el delantero galo hace un año cuando, en la antesala al Mundial de Rusia, declinó de ponerse la camiseta blaugrana cuando las negociaciones estaban muy avanzadas.

La elección de la dirigencia culé de "ocultar" a Griezmann se produce mientras se realizan trabajas especiales en el estadio: en la actualidad se le está cambiando el césped, razón por la cual la presentación de Neto, el nuevo arquero del club, se dio fuera de la cancha. El otro espacio posible es el Mini Estadi, pero también está ocupado porque allí se está armando el espectáculo que el Cirque du Soleil hizo en honor a Messi.

Las próximas horas serán definitorias para conocer el futuro de Antoine Griezmann, una de las novelas del verano en el fútbol europeo.

SEGUÍ LEYENDO: