Luego de las victorias del PSG y la Roma, ante Manchester United y el Porto, respectivamente, el Tottenham continuó la serie de los octavos de final de la Champions League en el choque ante el Borussia Dortmund disputado en el mítico estadio de Wembley.

El minuto de silencio que se realizó en homenaje a Emiliano Sala representó el momento emotivo, dado que al lado de la imagen del argentino también se recordó a Gordon Banks, el arquero campeón del mundo en 1966 que falleció en los últimos días.

Las atajadas de Lloris le permitieron el conjunto británico mantener la solidez que lo caracteriza, para en el complemento aprovechar una mala salida defensiva de los germanos y ponerse en ventaja. El grosero error del elenco de Favre fue la razón que le permitió al dueño de casa ponerse en ventaja.

La recuperación en territorio enemigo, la triangulación precisa, la asistencia de Vertonghen y la resolución de Son Heung-Min conformaron la conquista inglesa que dejó sin posibilidades a Bürki.

No conforme con la mínima diferencia, el Tottenham continuó lastimando al Borussia Dortmund hasta que la figura de la cancha extendió la ventaja gracias a un notable envío de Aurier. La sonrisa del belga Vertonghen confirmó el triunfo británico.

Además, en las últimas instancias del pleito, Llorente capitalizó un tiro de esquina ejecutado por Eriksen y transformó la victoria en goleada. Con el 3 a 0 definitivo, el Tottenham dio un paso gigante hacia los cuartos de final del certamen más codiciado de Europa, aunque deberá hacer valer el resultado conseguido en casa el 5 de marzo cuando se vuelvan a ver las caras en el Signal-Iduna-Park de Dortmund.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: