Buffon ganó el Mundial de Alemania 2006 con la selección de Italia
Buffon ganó el Mundial de Alemania 2006 con la selección de Italia

"Soy una extraña figura de 40 años que entra al campo de juego, cree que tiene veinte años y tiene más sueños y ambiciones que los que tenía cuando era niño". Con esa frase se define Gianluigi Buffon, quien el 28 de enero cumplirá 41 años y piensa seguir atajando al menos un año más "si es que el PSG está de acuerdo".

El histórico arquero italiano le dio una entrevista al sitio Vanityfair en donde realizó un repaso por su carrera y reveló algunos momentos desconocidos de la misma. Desde su debut en el Parma en 1995, pasando por su etapa en la Juventus -que duró 17 años y lo consagró como uno de los mejores de la historia en su puesto- hasta llegar a su arribo al París Saint-Germain (PSG), el futbolista ha acumulado una experiencia que desborda de grandes momentos, pero también de pequeñas crisis como la que tuvo a los 25 años.

Cuando ya se había consolidado en el arco de la Juventus, Buffon comenzó a sufrir de depresión y a padecer ataques de pánico que casi desembocan en un inesperado retiro que hubiera acabado con una carrera que aún tenía mucho para él.

"Tenía 25 años y estaba en una ola de éxitos, pero un día, antes de un partido de la Serie A, fui a Ivano Bordon, el entrenador de arqueros, y le dije que avisase al segundo portero para que calentase y saliese a jugar, yo me sentía incapaz. Había sufrido un ataque de pánico y no estaba en condiciones de saltar al campo".

Buffon tajó 17 años en la Juventus y ganó 19 títulos  (Reuters)
Buffon tajó 17 años en la Juventus y ganó 19 títulos  (Reuters)

En el relato, el italiano de 40 años profundizó en aquel desconocido episodio: "Durante unos meses, todo dejó de tener sentido. Parecía que a nadie le importaba. Era como si todos estuvieran preguntando por Buffon y nadie sobre 'Gigi'. Fue un momento muy difícil".

Finalmente, y tras la ayuda de psicólogos, pudo salir adelante y continuar sin problemas con su vida. Sin embargo, recuerda aquel episodio y recomienda no esconder los sentimientos, ya que eso termina siendo perjudicial para uno mismo.

"Tuve la capacidad de percibir que estaba en una encrucijada entre renunciar o enfrentar una debilidad que todos tenemos. Nunca he tenido miedo de mostrarla o llorar, algo que me pasa y de lo que no me avergüenzo en absoluto", remarcó.

Con respecto a sus inicios, Bufffon se describió como un joven que se creía "omnipotente e invencible", hasta que el tiempo lo ubicó en su lugar. Cuando aún atajaba en el Parma, tuvo una discusión con su entrenador quien por primera vez lo retó frente al resto de sus compañeros y lo expuso: "Se volvió hacia mí y me miró como nadie más lo había hecho".

Buffon junto a Lionel Messi en un duelo entre la Juventus y el Barcelona por la Champions League (Getty)
Buffon junto a Lionel Messi en un duelo entre la Juventus y el Barcelona por la Champions League (Getty)

Cuando aún era una promesa, pero ya tenía fama y dinero, el arquero que se consagró campeón del mundo con Italia en Alemania 2006 conoció la noche, pero tuvo la inteligencia para mantenerse al margen de las drogas. "No tomes drogas, no te dejes drogar, no busques otra cosa fuera de ti, son principios que mis padres me pasaron pronto. A los 17 años, cuando puse una tableta en mis labios en la discoteca, sé cómo y por qué dije que no".

Con respecto a la violencia que se vive en el fútbol italiano, Buffon pidió no "castigar" al deporte y contó que cuando era un niño seguía al Carrarese, equipo de la tercera división, y se juntaba con los ultras: "Conocí a gente de la que hablo. Muchachos normales, soñadores, idealistas, algunas personas interesantes y algunos idiotas".

Cerca de cumplir los 41 años, su mirada sobre la vida es diferente a la que tenía de joven y piensa mucho más allá del fútbol. Por ejemplo, en la entrevista se refirió a la crisis migratoria que afecta a Europa y que ha provocado el crecimiento popular de muchos partidos de ultraderecha. "Si un barco se hunde en Lampedusa y mueren 300 personas, pensamos en la adopción de niños huérfanos; pero si no se hunde, nos quejamos de la entrada de 300 inmigrantes y nos preguntamos qué están haciendo aquí".

Buffon quiere extender su contrato un año más con el PSG, cuando acabe su vínculo a mediados de 2019, y seguir atajando hasta los 42. Habrá que esperar para ver si el club parisino decide renovar su confianza en un portero que ha demostrado ser el mejor de todos, pero aún tiene la espina de no haber levantado el trofeo de la Champions League.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: