En el encuentro correspondiente a la fecha 18 del Calcio, Inter y Nápoli carecieron de ideas y se lastimaron poco. Los festejos navideños y los regalos que se acostumbran dar el 25 de diciembre llegaron de la mano de Lautaro Martínez, la figura con pasado en Racing que ingresó en el complemento para cambiar el destino de un partido que parecía cerrado.

El delantero reemplazó a Joao Mario en el minuto 83 y unos instantes después capitalizó un buscapié para dejar fuera de escena a Meret. El goleador que se transformó en ídolo de la Academia le dio los 3 puntos al Nerazurro, que se ubica en la tercera posición del torneo con 36 unidades, a 5 del Nápoli y 14 de la Juventus, que lidera el certamen desde que comenzó la temporada.

En la próxima jornada el Inter visitará al Empoli con la misión de volver a cortarle distancia a la Vecchia Signora, que tendrá su duelo frente a la Sampdoria en Turín.

En los días previos, la dupla argentina celebró la llegada de la Navidad cantando cumbia villera. Además de ser compañeros, los jugadores entablaron una gran amistad en Europa, y con motivo de festejar la Nochebuena decidieron juntarse para compartir una cena con sus respectivas familias.

Más sobre este tema