En la última fecha del Grupo H la Juventus se sorprendió con el Young Boys de Suiza. Los goles del francés  Hoarau pusieron al equipo de Berna en ventaja por 2 a 0 y la derrota le dejaba un mal trago al combinado de Turín.

El ingreso de Paulo Dybala fue clave para la ofensiva italiana. El ex Instituto marcó el descuento a falta de 10 minutos y lideró los ataques para que el conjunto de Allegri evite la derrota.

Así fue como en el tiempo de descuento el astro argentino consiguió marcar un golazo que le hubiera dado el empate a la visita. El cordobés se adueñó de la pelota y la colgó del ángulo, pero la intervención de Cristiano Ronaldo invalidó la acción.

El portugués se encontraba en posición adelantada y atentó contra la obra maestra de su compañero.  

A pesar de la derrota, la Vecchia Signora se quedó con la cima de su zona y avanzó a los octavos de final de la Champions League junto al Manchester United. En tercer lugar quedó el Valencia (jugará la Europa League) y en el último lugar se ubicó el Young Boys, eliminado de las competiciones internacionales.

Seguí leyendo: