El extraño gol del Arsenal ante el Manchester United con el arquero De Gea tendido sobre el césped: por qué estuvo bien convalidado

El juez no cortó el juego y, con el arco libre los Gunners, se pusieron en ventaja. Los motivos que justifican la decisión: luego, con un doblete de Cristiano Ronaldo, los Diablos Rojos se impusieron por 3 a 2

La jugada en cuestión que generó el tanto inicial del Arsenal ante el United

Un hecho curioso ocurrió en el triunfo del Manchester United 3-2 ante el Arsenal, que cerró la fecha 14 de la Premier League: el primer gol, que puso en ventaja a los Gunners, desató la polémica y, tras la intervecnión del VAR, terminó siendo convalidado, ante las protestas de los Diablos Rojos.

A los 13 minutos llegó un tiro de esquina desde la derecha ejecutado por Martin Odegaard y Fred, volante del United, pisó de forma involuntaria a su compañero, el arquero David de Gea, que quedó tendido en el piso. Rechazó Harry Maguire y el guardameta español no se levantó, mientras que el árbitro Martin Atkinson siguió con la jugada. Gabriel Martinelli se la bajó a Emile Smith-Rowe, que de zurda la mandó a la red ante un arco sin defensa.

La circunstancia fue llamativa y en el comienzo despertó la controversia, aunque luego se fue aclarando el panorama. Los futbolistas del United le pidieron al juez que anulara al tanto y el colegiado recurrió a la asistencia arbitral por video. Como se constató que la falta hacia De Gea no fue de rival, el tanto del Arsenal resultó válido.

David de Gea, lesionado tras el pisotón de Fred (REUTERS/Phil Noble)
David de Gea, lesionado tras el pisotón de Fred (REUTERS/Phil Noble)

El arquero es un jugador de campo más y el único privilegio que tiene es que puede jugar la pelota con las manos dentro del área. Si por acción de juego, el arquero, solo, se dobló el pie sin contacto físico y queda tendido en el piso, es igual que cualquiera de los 22 jugadores. Si un jugador de campo se tropieza y queda tendido en el piso y un rival se lleva la pelota y convierte el gol, es válida la jugada. En este caso es clave que el pisotón fue de un compañero del arquero y no de un oponente que buscó sacar ventaja.

En una situación de estas características, si no hubiera ninguna posibilidad de gol, el árbitro debería parar el partido y reanudarlo con un pique. Pero como en este caso hubo una acción de peligro, y el arquero se cayó como cualquier otro, el juego tiene que seguir.

La instancia la revisó el VAR porque terminó en gol y debía constatar, desde que se inició la jugada hasta que terminó, que no haya habido ninguna infracción, choque, o alguna causal para que el gol sea anulado y, como eso no ocurrió, el gol resultó válido.

Los jugadores del United le reclamaron al árbitro, que estuvo acertado en su decisión (REUTERS/Phil Noble)
Los jugadores del United le reclamaron al árbitro, que estuvo acertado en su decisión (REUTERS/Phil Noble)

Aunque luego el United lo dio vuelta con un gol de Bruno Fernandes (44 minutos) y un doblete de Cristiano Ronaldo (52′ y 70′) que llegó a 801 tantos como profesional. Mientras que Martin Odegaard (’54) logró un empate transitorio.

Más tarde de Gea se reivindicó de la extraña situación vivida en el primer gol y respondió con una gran tapada ante el propio Odegaard, que quedó solo ante el golero.

Con este resultado los Diablos Rojos volvieron al triunfo luego de cuatro fechas en la Premier League. El último festejo había sido ante el Tottenham (3-0), y luego tuvo dos derrotas ante su clásico rival, el City (0-2), el Watford (1-4) y un empate frente al Chelsea (1-1), el puntero de la tabla con 33 puntos. El United quedó séptimo con 21 unidades.

SEGUIR LEYENDO