Discusiones, un desmayo y uno de los mejores puntos del año: el triunfo de Schwartzman ante Monfils

El Peque superó al francés por 7-6, 4-6 y 6-2 y se metió en los cuartos de final del ATP de Viena en un duelo que tuvo de todo: cruces con el coach del rival, el desmayo de un auxiliar y una gran acción

* El enojo de Diego Schwartzman con el umpire

Diego Schwartzman dio otro paso firme en su gran cierre de temporada y sumó un triunfo resonante en su segunda presentación en el ATP 500 de Vienna: superó en un partido repleto de tensión a Gael Monfils por 7-6, 4-6 y 6-2 para acceder a los cuartos de final. El mejor tenista sudamericano de la actualidad, que viene de ser finalista en el ATP 250 de Amberes, llegaba tras eliminar en una sólida actuación al italiano Fabio Fognini.

Este fue el quinto encuentro entre ambos en el circuito profesional y el argentino, que marcha 16° del ranking, consiguió pasar al frente en esa estadística con un 3-2 a su favor gracias a esta celebración. El duelo se extendió durante más de dos horas y media: incluyó un foco de furia del Peque con el umpire, el cruce con el coach rival, el desmayo de una alcanzapelotas y un enorme punto digno de los mejores de la temporada.

Con el primer set 3-1 a su favor y 15-15 con el saque de Monfils, el partido debió ser detenido porque la máquina In-Out que reemplaza a los jueces de línea falló. “No hay sistema”, le advirtió el umpire. “Es increíble que tengamos que parar porque falla un sistema”, le reprochó Schwartzman. “Tiene que estar preparado de otra manera”, insistió.

El deportista de 29 años perdió el envión con el que había iniciado tras esta complicación y perdió tres games seguidos para quedar 3-4 abajo ante el francés. Batalló en ese primer parcial, forzó un tie break y se le llevó el mini duelo con un ajustado 7-5.

* El malestar de una alcanzapelotas

En un juego accidentado, Diego se preparaba para servir en el segundo set con el duelo 2-4 en contra y 40-15 en su saque cuando de repente abandonó la postura y salió disparado rápidamente hacia el otro lado del campo. Para ese momento, Monfils ya asistía a una de las alcanzapelotas que sufrió un malestar estomacal y asustó a todos.

Inmediatamente, el tenista albiceleste explotó con Gunter Bresnik, el histórico ex entrenador de Dominic Thiem que hoy en día comanda a Monfils. “¿Vos viste lo que está haciendo?”, le dijo Diego al umpire cuando le llamaron la atención porque fue a increpar al rincón de su contrincante. “Es tan estúpido. No deja de mirarme”, aclaró según declaraciones que replicó el periodista portugués José Morgado.

* La furia con el rincón de Monfils

Con el encuentro avanzado, y a pesar de que estaba por ceder el segundo parcial (3-5), protagonizó un divertido momento repleto de tenis de alto nivel. Peque sacó, Gael devolvió y mantuvieron un intenso peloteo con predominio del juego del argentino. Monfils fue de un lado para el otro, sostuvo la bola en cancha, hasta que logró interceptar por última vez la pelota arrojando la raqueta por el aire. Schwartzman ganó el punto y los dos festejaron lo hecho con un abrazo en la red.

* El gran punto que protagonizaron

Finalmente, el campeón del ATP 250 de Buenos Aires este año firmó una victoria clave en el cuadro y ahora deberá esperar por otro partido electrizante ante el ganador del choque entre el norteamericano Frances Tiafoe y el griego Stéfanos Tsitsipás. En caso de avanzar en este complejo emparejamiento, el camino seguiría en semifinales con otro choque difícil ante el triunfador de la llave que componen el italiano Jannik Sinner y el noruego Casper Ruud.

Tras celebrar ante el 21° del ranking ATP, se tomó un tiempo para bromear: “Con algunos altibajos, esta parte del año es muy difícil y quiero ganar partidos para tener algunos puntos más al final del año. Para mí fue un partido importante. Lo único malo es que mañana no voy a poder ver al PSG y a Messi en Francia. ¡Estoy bromeando! Tengo que mejorar mi mente y mi juego. Si no, puedo ir a ver a Messi”.

* El resumen del triunfo del Peque

SEGUIR LEYENDO: