Fuerte reto para Santos Borré, pedido enérgico al cuarto árbitro y un cierre en silencio: las perlitas de Gallardo ante Racing

Fiel a su estilo, el Muñeco vivió con mucha intensidad el encuentro en el Monumental

Marcelo Gallardo, entrenador de River (Fotobaires)
Marcelo Gallardo, entrenador de River (Fotobaires)

River y Racing empatan sin goles en un encuentro válido por la séptima fecha de la zona 1 de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol. El partido que se desarrolló en el estadio Monumental fue controlado por Fernando Rapallini y televisado por Fox Sports Premium.

Al cabo de los primeros 45 minutos, pocas situaciones para destacar. Racing se limitó a defender e intentar golpear de contra, mientras que River careció de ideas a la hora de atacar.

Fue por ello que las perlitas a destacar de la primera etapa fueron los reclamos enérgicos de Marcelo Gallardo detrás de la línea de cal. Primero, con un fuerte reto para Rafael Santos Borré, y luego con un reclamo al cuarto árbitro.

El enojo de Marcelo Gallardo con el colombiano fue a los 35 minutos. En uno de los intentos de penetrar la férrea defensa de Racing, la jugada terminó con un centro de Matías Suárez sin destino y que terminó con la pelota en el otro lateral.

Rafael Santos Borré pareció reprobar la acción y de inmediato se oyó en el Monumental un fuerte reto del Muñeco, quien le indicó que debía correr en paralelo y no de frente a la jugada.

El otro malestar de Marcelo Gallardo ocurrió cuando el primer tiempo llegó a su fin. El entrenador cruzó al cuarto árbitro porque entendió que no agilizaron el encuentro al tomar nota de un amonestado y no permitir que el partido continúe su curso.

En el complemento, River continuó monopolizando la pelota y más aún con la expulsión de Juan Cáceres a los 13 minutos por doble amonestación. Gallardo no volvió a tener diálogo con los jueces salvo al final cuando le contó, al cuarto árbitro, que no había sido offside un avance en los pies de Matías Suárez.

River y Racing se repartieron una unidad que la Academia celebra por haber jugado casi un tiempo con un hombre menos y porque, a diferencia de su rival de turno, por ahora se ubica en zona de clasificación a la siguiente fase de la Copa de La Liga Profesional.

Pese a que antes del partido se lo vio feliz y bromista con Fabrizio Angileri detrás de unas rejas (esta imagen se volvió viral), el enojo de Marcelo Gallardo por el resultado y sobre todo la actuación de su equipo quedó demostrado por el silencio. Es que el Muñeco no habló con la prensa tras el partido y se fue de Núñez sin hacer declaraciones.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS