La Liga complicó la renovación de Messi con el Barcelona

La institución que rige el campeonato español de primera división puso trabas en la firma del contrato entre el mejor jugador del mundo y el club blaugrana

Lionel Messi quedó con el pase en su poder el 1 de julio (Foto: Reuters)
Lionel Messi quedó con el pase en su poder el 1 de julio (Foto: Reuters)

La Liga Nacional de Fútbol Profesional de España complicó en las últimas horas la tan esperada renovación de Lionel Messi con el Fútbol Club Barcelona. De acuerdo a fuentes de esa institución que se comunicaron con Infobae, el problema radicaría en la inscripción del futbolista. Sin embargo, había tiempo hasta fines de agosto para dicho trámite y el astro mundial estaba dentro del plazo para realizarlo.

En las últimas horas, medios españoles habían asegurado que las negociaciones marchaban en la dirección correcta y que incluso representantes del futbolista habían mantenido diversas reuniones este jueves con ejecutivos del Barcelona. Nada de eso ocurrió y por el momento no se realizaron cumbres para cerrar los detalles.

Además de este grave impedimento que antepuso La Liga, el club blaugrana tampoco habría cumplido con todos los requisitos con los que se había comprometido con Messi. Los refuerzos de categoría que esperaba el mejor jugador de fútbol se redujeron sólo a la contratación del argentino Sergio Agüero, figura del Manchester City que no era tenido en cuenta por el entrenador Pep Guardiola.

Este último punto fue uno de los principales pedidos de Messi para continuar su carrera en el club. Pese a ello, y a la inyección que se prometió desde la institución, los futbolistas de renombre no han llegado como se prometió. En el FC Barcelona eran optimistas con retenerlo a partir de este salvataje, más aún después de que La Liga confirmó este miércoles un principio de acuerdo con el fondo internacional CVC para inyectar 2.700 millones de euros (USD 3.200 millones) en la competición y sus clubes.

Pero la sorpresiva decisión de La Liga -más el tenor de las contrataciones del Barcelona- alejarían por estas horas al mejor jugador de fútbol de los últimos 15 años del club. Se espera que en las próximas horas se emita un comunicado en el cual se aclare la situación del futbolista recientemente campeón de América con la selección argentina.

Messi jugó su último partido con el Barcelona en mayo ante Celta (Foto: Reuters)
Messi jugó su último partido con el Barcelona en mayo ante Celta (Foto: Reuters)

Leo tuvo su última presentación con el club catalán el 16 de mayo de este año cuando fue titular en la derrota 2-1 ante Celta de Vigo por la 37ª fecha de La Liga. Diez días más tarde, se unió a la concentración de la selección argentina que afrontó las fechas de Eliminatorias y luego inició su camino rumbo al título de la Copa América en Brasil.

El futbolista rosarino, de 34 años, quedó con el pase en su poder por primera vez desde el 15 de febrero del 2002, fecha en la que el Blaugrana realizó su primera inscripción oficial más allá de aquel ya mítico contrato sellado sobre una servilleta en diciembre del 2000.

Desde el primer día de julio, Messi es agente libre aunque en esos momentos se encontraba enfocado completamente en el objetivo de ganar el título con Argentina. El 11 de julio desembarcó en Rosario, se reencontró con su familia tras una larga concentración en burbuja por la pandemia que le impidió tener contacto directo con ellos y dio inicio a unas vacaciones que lo tuvieron por Miami, República Dominicana y recientemente por Ibiza.

Las estadísticas oficiales indican que hasta acá firmó 778 presentaciones con la camiseta del Barcelona, en los que anotó 672 goles y cedió 288 asistencias. En aquella última aparición contra el club de Vigo, Leo marcó un tanto que había sido la apertura del marcador.

Messi anotó un gol contra Celta (Foto: Reuters)
Messi anotó un gol contra Celta (Foto: Reuters)

Sin embargo, la historia de incertidumbre en torno al futuro de Leo se desató en agosto del 2020 cuando el futbolista le oficializó a la por entonces dirigencia de Josep María Bartomeu que tenía intenciones de hacer uso de la cláusula de su contrato que le permitía marcharse. El presidente de esa época le impidió ejercer su derecho, al mismo tiempo que el club se hundía cada vez más en una crisis económica y futbolística que se extiende hasta estos días. A raíz de ese contexto político, Bartomeu decidió presentar la renuncia a fines de octubre acorralado por un panorama desalentador que puso a las finanzas del blaugrana contra las cuerdas.

Recién el 7 de marzo de este año los socios eligieron a un nuevo presidente y designaron a Joan Laporta como mandatario. El directivo expresó su deseo de retener al crack, pero siempre puso paños fríos sobre las negociaciones: “Estamos haciendo lo posible, todavía no lo hemos resuelto del todo, pero sí progresa adecuadamente y en la línea que todos hemos pensado. Dijimos que haríamos todos lo posible dentro de las posibilidades del Barça para contar con Leo y estamos en este proceso”, aclaró días atrás durante la presentación oficial de Emerson Royal, uno de los refuerzos que fichó para esta temporada.

Por el momento, la entidad catalana incorporó formalmente –más allá del mencionado caso de Emerson– al defensor Éric García, al atacante Kun Agüero y al delantero neerlandés Memphis Depay, todos futbolistas que llegaron con el pase en su poder.

SEGUIR LEYENDO: